Expertos destacan el potencial del regadío para generar riqueza

0
2

EFE.- La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Begoña Nieto, ha subrayado el "gran esfuerzo" realizado en los últimos años en España para ahorrar el consumo de agua en la superficie de regadío, actualmente con 3,5 millones de hectáreas que absorben el 68 % de la demanda de agua.

Gracias a las actuaciones de mejora en los sistemas de riego, tanto por parte de la administración estatal como autonómica, se ha conseguido ahorrar 3.096 hectómetros cúbicos al año, lo que ha permitido disponer de 1.282 hectómetros cúbicos para ampliar la superficie regada y todavía ahorrar el resto, 1.813 hectómetros, el equivalente a seis trasvases Tajo-Segura, según ha destacado.

Ha indicado que todas estas mejoras hacen que el regadío actual sea "integrador, inteligente y sostenible", en la línea de los objetivos de la Estrategia 2020 de la Unión Europea, ya que permite incrementar la competitividad de las explotaciones, la calidad de vida de los productores y fijar población al territorio, entre otras ventajas.

En el contexto económico actual, ha instado a optimizar las inversiones para aprovechar los recursos económicos disponibles.

Entre las líneas maestras para priorizar las nuevas actuaciones, ha citado la reducción del consumo de agua, el incremento de recursos hídricos no convencionales, la mejora de la eficiencia energética, el impulso a la innovación y la transferencia tecnológica.

El subdirector de Regadíos y Economía del Agua del Magrama, Joaquín Rodríguez Chaparro, ha expuesto en su ponencia el efecto "multiplicador" del regadío en la generación de riqueza.

Ha subrayado su importancia ante el aumento mundial de la demanda de alimentos, cuya producción debería incrementarse en un 70 % de aquí a 2050 para atender a las necesidades de una creciente población, según los datos de la FAO.

Ha recordado que el mundo existen unos 300 millones de hectáreas de superficie regable, que en los últimos años se han incrementado en un 40 %, frente al 12 % del secano.

Además, el regadío genera el 40 % de la producción agraria mundial, con un rendimiento medio de 2,7 veces el de la superficie de secano, ha añadido.

En el ámbito europeo, ha indicado que España es el país con mayor superficie de cultivo en regadío, el 30 % del total de la Unión Euorpea, con una producción media seis veces superior a la de secano y una renta para el productor cuatro veces mayor, además de favorecer la rotación de cultivos y prevenir la erosión.

Ha resaltado también las ventajas del regadío en la lucha contra el cambio climático, ya que aumenta la resistencia ante los previsibles efectos adversos del calentamiento global.

Como retos, se ha referido a la necesidad de buscar soluciones para reducir el consumo energético y la factura eléctrica, así como para aminorar el impacto en el medio ambiente de los regadíos, reduciendo los residuos contaminantes.

También ha destacado la importancia de la coordinación, y ha valorado la creación de una central de compras de electricidad por parte de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore), que ha puesto como "claro ejemplo de un enfoque adaptativo" a la situación actual.

Por su parte, el presidente de la sección española de la FAO, Jaime Lamo de Espinosa, ha subrayado también la necesidad de aumentar la superficie de regadío para satisfacer la demanda mundial de alimentos y garantizar la seguridad alimentaria mundial, así como de "poder hacer más con menos agua".