Expertos piden que el Consejo de Seguridad de la ONU incluya el agua en su agenda

0
49

    La recomendación está incluida en un documento preparado por el Grupo de Trabajo sobre Seguridad del Agua de UN-Water, el mecanismo de coordinación entre agencias de la ONU para todos los temas relacionados con el agua, para marcar hoy el Día Internacional del Agua.

    El documento también propone la adopción de una definición universal del concepto de seguridad del agua. Adeel dijo a Efe que la definición propuesta por el grupo de trabajo ha sido aplaudida por líderes internacionales en los temas de agua y seguridad.

     Esta definición es: "La capacidad de la población para asegurar el acceso sostenible a las cantidades adecuadas de agua y con una calidad aceptable para mantener sus formas de vida, el bienestar humano y el desarrollo socioeconómico para asegurar la protección contra la contaminación del agua y desastres relacionados con el agua y para preservar ecosistemas en un clima de paz y estabilidad política".

     Adeel añadió que es necesario tener una definición de trabajo sobre lo que es la seguridad del agua "para que todo el mundo camine al mismo rito y podamos empezar a escribir, de forma colectiva, una respuesta coherente a estos desafíos".

     La definición dada a conocer será considerada por un grupo de 30 países, encabezados por Hungría y Kenia, que tienen la misión de crear el borrador de los Objetivos de Desarrollo Sustentable tras 2015.

    El borrador, que podría estar listo para mediados de este año, se espera que sea presentado durante la Asamblea General de la ONU en septiembre.

     Michel Jarraud, presidente de UN-Water y secretario general de la Organización Meteorológica Mundial, dijo a través de un comunicado que "seguridad ahora significa seguridad humana y su consecución a través de desarrollo".

   "El agua encaja en esta amplia definición de seguridad, abarcando preocupaciones políticas, de salud, económicas, personal, alimentarias, energéticas, medioambientales y otras, y actúa como un vínculo central entre ellas", añadió Jarraud.

    El documento presentado hoy pone como ejemplo el éxodo en 2011 de 185.000 somalís a países vecinos tras una sequía que provocó una hambruna en la región. O el abandonó masivo de comunidades en Sur Sudán provocado por la falta de agua que causó el conflicto bélico con Sudán.