Expertos piden se incluya factor energético en la planificación hídrica

0
6

EFE.- Añadió que países como Marruecos ya tratan a la vez energía y agua en la planificación y no se toman decisiones sin tener en cuenta ambos factores, ya que por ejemplo un plan de regadíos abordado sin tener en cuenta el coste energético podría ser inviable.

A juicio de Ramón Luis Valcárcel, presidente de Murcia, es "irrealizable" cualquier planificación hidrológica que hoy día no tenga en cuenta "la importancia de la energía como recurso necesario para completar el ciclo hídrico", de ahí que "en cualquier planificación del agua, la generación de energía, su coste derivado y la optimización del recurso sean aspectos a tener en cuenta como uno de los objetivos prioritarios a alcanzar".

Por su parte, el presidente de la Sociedad del Agua Tunecina, Meidi Belhaja, ha dicho que su país ha creado una Dirección Central de Gestión de Energía para ahorrar el 15% del consumo en 2020, que emplearán tecnología japonesa de energía fotovoltaica para una planta desalinizadora, ya que los costes actualmente alcanzan los 1,5 dólares por metro cúbico.

Belhaja ha dicho que en Murcia "hay genios" que han logrado obtener agua desalada a 1 euro el metro cúbico, un precio que consideró razonable y que da esperanzas al aprovechamiento agrícola al centro de su país.

El experto tunecino comentó que su país y Murcia tienen menos de 400 metros cúbicos de pluviometría anual y son semiáridos, si bien mientras allí la reutilización del agua no supera el 30%, en la Región de Murcia alcanza casi el cien por cien.

Además anunció la construcción de cuatro plantas desalinizadoras, una de las cuales saldrá próximamente a licitación y espera que una empresa española gane el concurso. Representantes del Icex, Sacyr, Abengoa y Acciona se encontraban en este seminario, en el que podrá salir algún futuro acuerdo comercial como el citado.

El seminario ha sido inaugurado por el presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, quién abogó por "una gestión eficaz del agua, vinculada a un mejor aprovechamiento energético", lo que requiere de "una acción común y de la implicación de todas las administraciones y usuarios afectados, porque sólo mediante visiones compartidas y un compromiso conjunto se pueden alcanzar los logros marcados".

El seminario está organizado por la Asamblea Regional y Local Euromediterránea (ARLEM) del Comité de las Regiones de la UE, y patrocinado principalmente por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX).

El Instituto Euromediterráneo, que dirige la valenciana Milagros Couchoud desde julio del año pasado, celebra en 2013 su treinta aniversario, para lo que convocará a trescientos expertos en un encuentro en el que se darán a conocer las conclusiones del seminario celebrado hoy en Murcia, y que mañana se centrará en la visita a instalaciones de San Pedro del Pinatar.

Valcárcel destacó en este encuentro que "el empleo de recursos no convencionales, como la desalación o la reutilización de las aguas regeneradas, que diariamente son utilizados para conseguir aportaciones adicionales a nuestras zonas urbanas y agrícolas, requiere un consumo de energía en cantidades importantes, no sólo en los propios sistemas de regeneración de los volúmenes de agua, sino también en el transporte a las áreas donde el agua es necesaria".

Recordó, además, que la Región de Murcia, dentro de la cuenca del Segura, "soporta el mayor déficit hídrico estructural de toda España, lo que obliga a hacer un uso muy intensivo de las aguas superficiales y subterráneas, a aprovechar al máximo un trasvase entre cuencas y a obtener de la depuración de aguas los mayores niveles de reutilización de recursos hídricos de toda Europa".

Para lograr la rentabilidad a medio y largo plazo de las depuradoras, mencionó la producción y el aprovechamiento del biogás que aporta la depuración de las aguas residuales.

"Tenemos casos en los que el aprovechamiento de esta energía renovable produce ya un ahorro considerable, al aplicarla a los consumos de la propia depuradora, consiguiendo reducir hasta en un 40 por ciento el consumo de la propia planta, y a la red eléctrica de suministro urbano, contribuyendo a la eficiencia energética", concluyó.