Expoliva abre XV edición para ayudar a superar la crisis del sector oleícola

0
5

EFE.- Esta muestra bienal del aceite de oliva, considerada por los especialistas como el mejor y más grande escaparate mundial para difundir las bondades y los beneficios de esta grasa, aspira a superar las 48.000 visitas de profesionales de la edición anterior, al margen de los visitantes de la jornada de puertas abiertas.

Hasta el día de su clausura, el próximo sábado, los visitantes podrán ver las últimas novedades y creaciones relacionadas con el cultivo del olivar, con la obtención y extracción del aceite de oliva y con sus industrias afines, que estarán expuestas en los casi 31.000 metros cuadrados de superficie disponibles en los cuatro pabellones expositivos.

En Expoliva habrá 224 expositores directos procedentes de Alemania, Argentina, Estados Unidos, Francia, Italia, Portugal y Túnez, además de doce comunidades autónomas y 28 provincias españolas que estarán presentes en esta cita del aceite, creada en 1983.

Como reza el lema de la organización "la gran cita de los negocios", en la feria habrá misiones comerciales inversas entre diferentes países y productores de aceite de oliva, se expondrán los 150 mejores aceites del mundo en el III Salón Internacional del Aceite de Oliva Virgen Extra, habrá degustaciones, catas de aceite y se premiará a los mejores "zumos" de aceites de oliva, entre otras actividades.

Paralelamente a la feria se celebrará el Simpósium Científico Técnico, en el que se han presentado 166 trabajos en los que se dan a conocer las novedades y las investigaciones del sector olivarero y del aceite de oliva, estructurado en cuatro ejes: foro del olivar y del medio ambiente; foro de la tecnología oleícola y la calidad; foro económico y social y foro de la salud y del aceite de oliva.

Además, en esta edición se celebrará la I Bienal del Aceite de Oliva Virgen Extra de Jaén, Olive Jaén, con la que se pretende trasladar la celebración de Expoliva a las calles de Jaén e impulsar su capitalidad mundial con numerosas actividades involucrando a los sectores de la hostelería, la restauración, el comercio, el ocio y la cultura.

Aunque el éxito de Expoliva está más que asegurado, fuentes del sector oleícola han expresado los problemas y los retos que este tiene por delante, como son la activación del almacenamiento privado, el posible riesgo de reconversión del olivar tradicional, los llamamientos a la concentración de la oferta y a la creación de centrales de ventas para equilibrar la correlación de fuerzas respecto a la demanda.

Otros retos que tiene pendiente el aceite de oliva son, además de hacer frente al hundimiento de los precios en origen (actualmente por debajo de los dos euros el kilo), la apertura de nuevos mercados ante el incremento de la producción y la profesionalización de un sector tan atomizado como éste.

Sin olvidar, añaden estas mismas fuentes, otros dos grandes desafíos como son la mejora de la calidad y la reforma de la Política Agraria Común (PAC), prevista para el año 2013, en la que España quiere tener una posición cohesionada y fuerte para defender y apostar por el actual mantenimiento del estatus quo y el sistema de pago único de ayudas al aceite de oliva.