Extremadura convoca ayudas para dinamizar los municipios tabaqueros

0
22

     Entre las actividades subvencionables figuran aquellas que contribuyan a mejorar la competitividad de la actividad económica mediante el aprovechamiento de los recursos endógenos de la zona, la diversificación hacia actividades de carácter innovador, el uso de las nuevas tecnologías, la eficiencia energética, y, en general, todas las que contribuyan a la creación o al mantenimiento del empleo.

     Concretamente, el decreto alude a inversiones en el ámbito de la transformación o comercialización de los productos agrarios excepto tabaco, animales vivos y productos de la pesca y la acuicultura; implementación de nuevas actividades económicas en los sectores secundario (industria, artesanía, construcción, generación de energía, etcétera) y terciario (comercio, comunicaciones, transporte, turismo, hostelería, ocio, sanidad, educación, cultura, etcétera), o consolidación de las existentes; y promoción de la innovación tecnológica o comercial para productos o servicios del territorio.

    Podrán ser beneficiarios de las ayudas las personas físicas, pymes y comunidades de bienes. Para tener derecho a esta ayuda, los proyectos, además de ubicarse en los 135 municipios afectados, deberán ser considerados viables desde el punto de vista técnico, económico y medioambiental; ser de nueva creación, de ampliación o de modernización o de mejora de la actividad existente; y ser financiados en al menos un 25% con fondos propios del promotor.

   La cuantía de la ayuda es del 50% de la inversión subvencionable, con un máximo de 200.000 euros de subvención para cada proyecto.

    Las ayudas para 2013 ascienden a 500.000 euros y de cara al 2014 se fijan 8 millones de euros, en ambos casos mediante transferencias del Estado.

Cultivo clave para el norte cacereño

   El Gobierno de Extremadura recalca que el tabaco es un cultivo intensivo en lo que se refiere a sus demandas en mano de obra, con unas 2.200 horas de trabajo de media por hectárea y del que viven cerca de 20.000 familias, generando unos 40.000 empleos y 1.600.000 jornales al año.

    En la actualidad, los ingresos de los cultivadores proceden sobre todo de las primas de la Unión Europea (80%) y de la venta del producto a precios de mercado (20%).

    De ahí la importancia del tabaco para los municipios de la zona norte de Extremadura. Por ello, en noviembre de 2011 la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía firmó un convenio de colaboración en el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino para favorecer la progresiva diversificación económica y el apoyo de otros sectores que puedan contribuir a mantener la economía y el empleo en las zonas afectadas por la reestructuración de las ayudas al tabaco.

    En ese convenio contempla el apoyo económico, mediante subvenciones a fondo perdido, a las iniciativas empresariales que pongan en marcha nuevas actividades económicas en los sectores secundarios y terciarios, así como las referentes a la transformación y comercialización de los productos agrarios relacionados en el Tratado de la Unión Europea, con algunas excepciones.

    El Diario Oficial de Extremadura ha publicado el decreto que regula las ayudas para la diversificación y dinamización económica de municipios tabaqueros, que incluye la convocatoria para este año.