Extremadura reclamará un trato preferencial en la aplicación de la reforma PAC

0
7

   Además, ha destacado que se ha conseguido incorporar algunas de las demandas que benefician más a la región, como el mantenimiento del presupuesto, la supresión de la tasa plana y la fijación de la superficie elegible.

    Asimismo, ha resaltado que a partir de ahora la negociación se circunscribe a cada Estado miembro "y prefiero negociar con el ministro Cañete que en Europa, que está más alejada de la realidad"

    En este sentido, ha indicado que el nuevo proceso de negociación comenzará el 24 y 25 de julio en la conferencia sectorial y hasta final de año no se sabrá cuanto recibirá cada CCAA.

Tiende la mano al sector para mostrar una postura firme y de consenso


    Con tal fin, Echávarri ha tendido la mano al todo el sector para que Extremadura pueda adoptar una postura fuerte y de consenso en esta negociación que defienda los intereses de Extremadura, y ha abogado por dejar de lado las diferencias.

    Por su parte, el portavoz del Grupo Socialista, Francisco Torres, ha coincido en que los resultados de la reforma son más positivos de los que cabría esperar al principio, pero ha considerado que es necesario "ser cautelosos" porque la negociación "no ha hecho más que empezar".

    Según Torres, aunque para el consejero sea más fácil negociar con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, también tiene "riesgos", ya que se "nacionalizan los problemas y habrá más pelea" dada la diversidad de los territorios de España y los cultivos que defiende cada zona.

    El diputado socialista ha mostrado todo su apoyo al consejero, pero para defender a Extremadura "no a un ministro", y ha insistido en que "queda mucho camino por recorrer" y que es necesario para el consenso que "las cartas estén boca arriba, no esconder ninguna baza, ser leales y que todos tengamos la misma información".

    Por su parte, el portavoz de IU, Pedro Escobar, se ha mostrado "cautelosamente satisfecho" con el resultado de la reforma, aunque ha sido escéptico sobre la repercusión que normalmente tienen estas reformas en las que a veces "ha habido incongruencias escandalosas" como que los principales beneficiarios han sido "los agricultores de salón".

    Según Escobar, aunque se han corregido incongruencias anteriores, en la actual reforma "falta jugar el segundo tiempo" y el objetivo debe ser que el resultado final sea positivo para Extremadura, aunque ha dudado si se mantendrá el consenso que ha habido hasta ahora tanto en España como en la región extremeña.