Extremadura subvenciona hasta un 60% la inversión de jóvenes agricultores

0
20

   La experiencia adquirida tras la aplicación de estas ayudas hasta el momento y el contexto socio-económico actual aconseja fomentar y reforzar la aplicación de esta línea de incentivos, con el objetivo de asegurar la competitividad y viabilidad de las explotaciones agrarias en la comunidad autónoma, y con ello el mantenimiento de la actividad y la población en el medio rural.

   La distribución de estas ayudas será de 3,5 millones en el año 2013; 9 millones en 2014 y 1,5 millones en 2015.

   El volumen de inversión objeto de la ayuda será de hasta 100.000 euros por unidad de trabajo agrario (UTA), con un límite máximo de 200.000 euros por explotación, cuando su titular sea una persona física. En el caso de que los titulares sean personas jurídicas, esa cuantía máxima por explotación podrá multiplicarse por el número de socios de la entidad que acrediten su condición de agricultores profesionales, hasta un máximo de cuatro, sin perjuicio del límite por UTA.

   Las ayudas pueden alcanzar hasta el 60% en el caso de jóvenes agricultores del sector del tabaco y del viñedo en zonas desfavorecidas (hasta el 50% para el resto de sectores) y hasta el 50% para el resto de agricultores.

   Además, el decreto establece los criterios de valoración a la hora de fijar las ayudas. Así, fija 12 puntos para las explotaciones de tabaco con al menos una UTA generada por este cultivo; 10 puntos en el caso del sector vitícola; 8 puntos si se trata de jóvenes agricultores; 6 puntos si son explotaciones ubicadas en zonas de montaña; 4 si están en zonas desfavorecidas y 2 puntos para el resto de solicitudes.

   El gasto correspondiente a estas ayudas está cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) en un 64,39%; por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en un 18,59% y por el Gobierno de Extremadura en un 17,02%.

   La convocatoria correspondiente recogerá las disponibilidades presupuestarias iniciales, tanto del ejercicio corriente como de los de futuro, sobre las que se podrán conceder las subvenciones. No obstante, si las disponibilidades presupuestarias lo permiten estas cantidades podrán incrementarse hasta un 20%.

   El procedimiento de concesión de estas ayudas se realizará en régimen de concurrencia competitiva y convocatoria periódica.