La organización rural FADEMUR ha participado este miércoles 20 en un encuentro internacional de mujeres sindicalistas en París. En su intervención, Teresa López, presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales, ha explicado la situación de infrarrepresentación que sufren las mujeres en el mundo rural español, “situación que se ha visto agravada por los recortes en servicios básicos de los pueblos”. La organización ha afirmado que “no podemos permitirnos esperar siglos para revertir esta situación, tenemos que impulsar la igualdad obligando con un sistema de cuotas a la representación de las mujeres en los espacios públicos”.

“El mundo rural no puede alejarse del sindicalismo ni el sindicalismo puede alejarse del mundo rural. Es cuestión de salud democrática para ambos y en esto las mujeres tenemos mucho que decir”, ha advertido Teresa López durante su intervención en “Mujeres y Sindicalismo”, un encuentro internacional organizado por la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT) y la Unión Internacional de Asociaciones de Trabajadores de la Alimentación, la Agricultura, Hoteles, Restaurantes, Tabacos y Afines (UITA).

Como representante de esta organización de mujeres rurales, López ha expresado la infrarrepresentación que sufren en todos los espacios públicos. La presidenta de Fademur ha puesto el ejemplo del “motor económico del mundo rural”, el sector agropecuario, al frente de cuyas cooperativas solo hay un 3,5% de mujeres sentadas en los consejos rectores mientras que en su base social representan el 25%. Sin embargo, “esta desigualdad se propaga por todo el campo, va desde las empresas hasta las organizaciones pasando por las Administraciones”, ha apuntado López.

FADEMUR también ha expuesto los análisis de organismos nacionales e internacionales que concluyen, de media, que tardaremos cerca de 200 años en alcanzar la igualdad real y efectiva. “Hasta que esto suceda, hasta que seamos nosotras las que luchamos, todo lo que consigamos no serán logros sino concesiones”, han reflexionado desde la organización.

Por eso, desde FADEMUR no se andan con rodeos: “Mejor forzar el avance con un sistema de cuotas y ver resultados cuando antes, no hay razón para esperar por lo justo”. Y, además de las cuotas, López también ha indicado que son necesarias medidas para facilitar la conciliación de la vida familiar y la laboral. “Este es un tema que nos une a todas, pero que es incluso más grave en los pueblos, donde no contamos con transporte público, guarderías, centros de salud o residencias de mayores. En estos casos todas estas tareas recaen sobre nosotras y claro, ¿así quién tiene tiempo para la representación de nada?”, ha explicado López.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here