Fademur denuncia las carencias para las víctimas de maltrato en el medio rural

0
53

En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales ha lamentado que un año más la violencia contra las mujeres continúe siendo una de las peores lacras de la humanidad en general y de nuestro país en particular. Fademur continúa denunciando que las víctimas de maltrato están más aisladas y son más vulnerables en el medio rural.

La asociación de mujeres rurales Fademur ha exigido un año más en este día “Tolerancia cero contra la violencia de género” y el fin de todas las formas de violencia contra las mujeres en todo el mundo.

Los datos de ONU MUJERES estiman que el 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física y/o sexual por parte de su compañero sentimental o violencia por parte de una persona distinta a su compañero sentimental en algún momento de su vida. Sin embargo, algunos estudios nacionales demuestran que hasta el 70 por ciento de las mujeres también lo ha experimentado durante su vida.

Desde Fademur defienden que el empoderamiento económico y la educación son una de las bases fundamentales para luchar contra esta lacra

Unos 120 millones de niñas de todo el mundo (algo más de 1 de cada 10) han sufrido el coito forzado u otro tipo de relaciones sexuales forzadas en algún momento de sus vidas. Con diferencia, los agresores más habituales de la violencia sexual contra niñas y muchachas son sus maridos o ex maridos, compañeros o novios.

Durante los últimos años se han vivido recortes en las políticas de igualdad y en la lucha contra la violencia de género, las reformas laborales y la crisis vivida, han llevado a un empeoramiento del empleo de las mujeres que es cada vez más precario, y más en el ámbito rural. Desde Fademur defienden que el empoderamiento económico de las mujeres y la educación son una de las bases fundamentales para luchar contra esta lacra social. Fademur trabaja en todos los territorios poniendo en marcha actuaciones y programas dirigidos a este empoderamiento de las mujeres para que puedan salir del círculo de la violencia y dejar de ser víctimas de maltrato.

VICTIMAS DE MALTRATO FADEMUR 2En cuanto a educación, el art. 14 del Convenio de Estambul establece la obligación de incluir en los programas de estudios oficiales a todos los niveles de enseñanza, la igualdad entre mujeres y hombres, la lucha contra los estereotipos de género y la violencia de género, y la integridad personal, el respeto mutuo, y la solución no violenta de conflictos interpersonales, así como promover estos principios en las estructuras educativas informales, deportivas, culturales y de ocio, y en los medios de comunicación; aspectos que no han sido incluidos en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa y desde Fademur exigimos su cumplimiento.

Durante el 2015, lejos de apreciarse un descenso de las víctimas, los asesinatos de mujeres por violencia de género crecieron en nuestro país respecto de los dos años anteriores y continúan sucediéndose en 2016. Para la presidenta de Fademur, “estos datos demuestran que a pesar de llevar décadas luchando contra esta lacra, la sociedad en su conjunto a hacer una profunda reflexión”.

“En el medio rural todavía contamos con prejuicios en los pueblos, menos recursos, menos información, más aislamiento…”

A pesar de que las estadísticas de violencia contra las mujeres no están desglosadas según la procedencia: medio rural o urbano, en el medio rural, continua López, “todavía contamos con prejuicios en los pueblos, tenemos menos recursos, menos personal experto para atender a las víctimas e maltrato, que se encuentran más aisladas y faltas de información”.

Según datos del último informe de UGT en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en lo que llevamos de año en 2016 y hasta el 2 de noviembre, 42 mujeres ya han sido asesinadas en el ámbito de la relación de pareja en España. Fademur denuncia también los recortes que ha experimentado la partida presupuestaria destinada a la lucha contra la violencia de género entre los años 2009 y 2014. Esta partida se redujo en un 23% pasando de 28,3 a 21,2 millones. Paralelamente la partida presupuestaria dedicada a la igualdad se redujo en un 49%, pasando de 37,3 a 19 millones.

En las CCAA también se redujo en su conjunto en un 32%, cerrándose 9 de las diez oficinas de ayuda a víctimas de maltrato, tal y como recoge el Informe sombra de la CEDAW.

Fademur se une a la exigencia al Gobierno de un Pacto de Estado contra la violencia de género, con la participación de todas las administraciones públicas, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, partidos políticos organizaciones sindicales y empresariales, movimiento asociativo y demás entidades, para coordinar y fortalecer la lucha contra la violencia de género en nuestro país.

La federación también ha recordado que sus sedes, junto a las de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) son “espacios seguros contra la violencia de género”, pues mantienen activo un protocolo de actuación preparado para prestar servicio a las mujeres víctimas en el medio rural a través de las más de 350 oficinas que tienen en toda España.

FADEMUR hace en este día un llamamiento a la ciudadanía para manifestar su repulsa contra la violencia en todos los actos y manifestaciones que se organicen con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here