La Federación de Asociaciones de Propietarios de Espacios Naturales de Murcia (FAPEN) está dispuesta a llevar a los tribunales y a denunciar el Bruselas al Gobierno regional por la negativa de la OISMA a facilitar la documentación solicitada por más de 3.000 afectados por los Espacios Naturales y que la propia Comisión Europea dictaminó en septiembre que tendría que facilitarse a los afectados.

Según denuncia FAPEN, la Consejería de Medio Ambiente de Murcia “ha ignorado y despreciado” la petición de documentación que más de tres mil cien propietarios y empresarios de diversos Espacios Naturales de la Región, le han requerido entre junio y septiembre del pasado año sobre la elaboración de los trece Planes de gestión de los Espacios Naturales de Murcia, y sobre el Programa LIFE Naturaleza que sirvió para elaborar los avances y borradores de los primeros Planes de gestión de los Espacios Naturales de la Región, y especialmente el Plan de los Espacios del Noroeste de Murcia, que se encuentra recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia por nueve Asociaciones, Federaciones y Confederación de Empresarios y Propietarios de la Región.

Según FAPEN, las peticiones de información y documentación se han dirigido a la Consejera de Agricultura y Medio Ambiente por los referidos más de 3.100 interesados, al amparo de lo establecido en la Ley 27/2006 que regula el acceso a la información, participación y documentación en materia de Medio Ambiente, así como de la Ley Estatal 19/2013 de transparencia y acceso a la información pública, y también acogiéndose a lo previsto en la Ley Regional 12/2014, de transparencia y participación ciudadana de la Región de Murcia.

Según FAPEN, esta negativa a facilitar la información requerida fue denunciada por esta Federación al Comisario de Medio Ambiente de la Unión Europea el pasado mes de julio, al estar cofinanciados por fondos comunitarios, tanto los Programas LIFE Naturaleza como los Planes de gestión de los Espacios Naturales.

A mediados del pasado mes de septiembre FAPEN recibió una comunicación de la Comisión Europea en la que se le facilitaba directamente desde Bruselas una pequeña parte de la información y documentación requerida, pero manifestaba que “por lo que se refiere a las informaciones más detalladas a las que se refiere su escrito (se detallan todas las informaciones y documentos solicitados), debo precisarle que en su mayoría se trata de documentos e informaciones que están en posesión de las autoridades competentes” (Dirección General de Medio Ambiente, hoy Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente – OISMA), por lo que le comunicaba a FAPEN que informaría a “…dichas autoridades (OISMA) para que pongan a su disposición las informaciones de las que precisa” (FAPEN).

Continúan informando desde FAPEN, que desde la comunicación de la Comisión Europea de fecha 7 de septiembre, la OISMA no ha facilitado la información solicitada por FAPEN y concedida por Bruselas, habiendo solo recibido una comunicación a final de diciembre de la OISMA ‒resolución que FAPEN ha recurrido recientemente‒ en la que se deniega a FAPEN la casi totalidad de la información solicitada y solo concede el acceso a la información mayoritariamente facilitada por Bruselas, a la vez que deniega la información relativa a los borradores o avances de los planes no aprobados o API (Áreas de Planificación Integrada) por estar aún “inconcluso y sin firmar” la aprobación de los documentos. Todo ello, según FAPEN, en contra de lo establecido por las directrices estatales sobre Red Natura 2000 y las disposiciones legales de aplicación.

FAPEN informa de que ha solicitado a la Consejera de Agricultura y Medio Ambiente que dé instrucciones al Director de la OISMA para que se proceda, antes de final de enero, a facilitar a FAPEN la información solicitada, cumpliendo lo acordado por Bruselas, a la vez que le comunica que si no se cumple la legislación y las instrucciones de Bruselas, se procederá a exigir la información directamente a la Comisión Europea, así como valorará reclamar ante diversas instancias, incluso por la vía judicial, la satisfacción de los derechos de los más de tres mil peticionarios; además de la exigencia de las posibles responsabilidades administrativas y políticas de los responsables de estas graves irregularidades. Porque, según FAPEN, este obstruccionismo y ocultismo e incumplimiento de la ley por la OISMA, parece que podría confirmar que la negativa a facilitar por Medio Ambiente la documentación solicitada, podría tener relación con la supuesta comisión de irregularidades, tanto en la redacción y financiación del Programa LIFE, como en la redacción y gestación de algunos Planes de gestión de los Espacios Naturales de la Región.

La negativa a entregar esta documentación colocaría, según FAPEN, “en una situación de indefensión, a miles de ciudadanos que han requerido una información, que se les debería de haber entregado según la leyes, así como también a ocho Asociaciones, Federaciones y Confederaciones de empresarios y de propietarios, cuya información y documentación les resulta fundamental para la defensa de sus intereses en el recurso contencioso administrativo que tienen presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia, en el curso de su impugnación sobre el Plan de los Espacios Naturales del Noroeste de la Región de Murcia, único de los trece Planes regionales aprobado hace año y medio por el Gobierno de Murcia, en el que se aceptaron muy pocas de las varias decenas de miles de alegaciones presentadas por los interesados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here