La Federación de Cooperativas Agrarias de la Región de Murcia (Fecoam) ha calculado en unos 29 millones de euros las pérdidas de sus asociados por el temporal del pasado fin de semana, de los que 21 son en las cosechas, 5,3 en material e infraestructuras y 2,7 por no poder comercializar la producción.

FECOAM 1En un comunicado, destaca que los cultivos más afectados son de pimiento (con 256 hectáreas y 11.369 toneladas valoradas en 8,6 millones), lechuga (451 hectáreas, 18.692 toneladas y 5 millones), brécol (251 hectáreas, 7.489 toneladas y 3 millones).

En cítricos estiman pérdidas por dos millones, sobre todo en mandarinas, seguidas por limones y naranjas.

También han resultado dañados en menor medida calabacín, apio, coliflor, patata, alcachofa, habas, coles, hinojo, escarola, minihojas y frutal de hueso.

Los daños materiales son sobre todo en invernaderos (con rotura de estructuras, mallas y plásticos), embalses y material de riego perdido y destruido (tuberías, gomas, portagoteros, bombas), terrenos desplazados y caminos, muros y vallas destruidos.

“Al no poder confeccionar y comercializar las producciones anteriormente indicadas, nuestras entidades van a tener que asumir una serie de gastos fijos y amortizaciones que hemos cuantificado en 2,768 millones”, añaden en Fecoam.

Daños en las parcelas, en especial en el Campo de Cartagena, y proliferación de enfermedades provocadas por hongos

La comarca más afectada, explican, es el Campo de Cartagena, con daños en las parcelas cultivadas “debido a la muerte de plantas por arrastre y encharcamiento, al arrastre de tierra sobre ellas y a la previsible reducción de la calidad final de los productos”.

GRA113. LORCA (MURCIA), 01/10/2012.- Varios operarios limpian las acequias para evacuar el agua que inunda los campos tras las intensas lluvias del pasado 28 de septiembre. Las labores de limpieza y recuperación tras las intensas lluvias del pasado 28 de septiembre se centran hoy en la retirada de reses muertas en la diputación lorquina de El Campillo y otras aledañas. EFE/Juan Francisco Moreno

Además, la imposibilidad de acceder a las explotaciones para hacer tratamientos fungicidas está fomentando la proliferación de enfermedades provocadas por hongos e impidiendo los trasplantes en las parcelas preparadas para plantarse, “lo que todavía repercutirá de forma más negativa”, concluyen desde Fecoam.

Por su parte, la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) ha remitido una nota que habla de que ha resultado afectada por las lluvias entre un 15 y un 20 por ciento de la producción de uva de mesa, por lo que prevén que suba su precio esta Navidad, de lo que se alegran por lo que le toca a los productores.

Con las lluvias de hace un mes, la variedad dominga ya tuvo problemas de pobredumbre y ahora la zona de Totana y Aledo ha sido afectada de nuevo por el exceso de agua, que “ha perjudicado gravemente a la uva de mesa que estaba sin recolectar”, como ha ocurrido también en la comarca alicantina del Vinalopó, han indicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here