Fecoam pide el mayor respaldo a la Ley de fomento de la integración cooperativa

0
14

    Para ello, la federación señala que un factor clave es que las cooperativas consigan una mayor y mejor comercialización de sus productos para que puedan “jugar con las mismas armas” frente a la gran distribución, aumentando su volumen de negocio, lo que redundará positivamente en la mejora de su competitividad e imagen en los mercados exteriores.

    Destaca que la aprobación del proyecto de ley supone un mensaje político muy positivo tanto para el sector agroalimentario, como para el conjunto de las Administraciones públicas. Así, debe de lograr que tanto unos como otros “redoblen sus esfuerzos y apoyos” para conseguir la concentración de la oferta, mejorando la eficiencia en la comercialización y, de este modo, un reequilibrio de la cadena alimentaria y una mejor posición de los productores en el mercado con vistas a incrementar la rentabilidad de su actividad.

    Además, aboga por que este esfuerzo que ha comenzado a nivel nacional conlleve un “respaldo incondicional” hacia el sector agrario a todos los niveles y que, “de una vez por todas”, sea un apoyo decidido y eficaz para el desarrollo económico y social de la Región.

    La Federación de Cooperativas espera que esta iniciativa, junto a la futura ley para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, permitan una revalorización de los productos agrarios, una mejor distribución del valor a lo largo de la cadena y, en especial, unas mejores condiciones económicas para los agricultores y ganaderos, que en muchas ocasiones se ven obligados a vender por debajo de los costes de producción. Para ello, seguirá analizando el texto legislativo con el propósito de realizar propuestas de mejora que incrementen las actividades económicas de las cooperativas en su entorno socioeconómico, así como la renta de los agricultores y ganaderos murcianos. La organización recuerda que estas empresas han demostrado en los años más difíciles de la crisis que “generan empleo, estabilidad y cohesión social”, por lo que juegan “un papel socioeconómico indiscutible”.

     Sin ir más lejos, las cooperativas agrarias de la Región dieron trabajo en la campaña 2011-2012 a 21.772 personas, entre jornaleros y personal de almacén, a los que hay que unir los más de 20.000 socios que forman parte de ellas.