Fecoam reclama sensibilidad hacia las cooperativas y el sector agropecuario

0
17

    Asimismo, ha explicado alguna de las principales inquietudes del sector, entre las que se encuentran la falta de control en la entrada de productos de terceros países, la diferencia de precios entre lo que se recibe en origen y lo que finalmente paga el consumidor, la “mala gestión” del plan integral de los espacios protegidos del Noroeste o la necesidad de mantener las ayudas para contratar los seguros, para “no desmotivar” a los agricultores y ganaderos.    

     Martínez Gabaldón ha destacado que las cooperativas agrarias volvieron a demostrar en 2012 que son un motor para el desarrollo económico de la Región, con más de 45.000 empleos, entre socios y trabajadores en los almacenes de manipulación y explotaciones, y que el sector, en general, es el que mejor ha afrontado la situación económica actual “tan adversa”.

    El presidente de Fecoam, sin embargo, ha señalado que existe la “sensación generalizada” de que “se ha bajado el pistón” en la sensibilidad hacia la agricultura y ganadería, “priorizando otras actuaciones que se han demostrado sobradamente improductivas o poco rentables”. Por ello, ha reclamado mayor implicación y apoyo hacia un sector fundamental en la economía murciana, y especialmente hacia el mundo cooperativo, “que no solo genera empleo y riqueza, sino que realiza una función social inmejorable en todos y cada uno de los pueblos”.

    En su discurso, ha incidido en que se debe impulsar el asociacionismo y eliminar las trabas administrativas y el exceso de burocracia, puesto que hay “muchos proyectos parados en los cajones de las consejerías” que, si se aceleraran, podrían generar mucho empleo. También ha abogado por que se facilite el relevo generacional en el campo. “Hay que ayudar a los jóvenes en esos primeros pasos que son cruciales para el desarrollo de una explotación”, ha indicado, y ha añadido que es necesaria la apuesta de las entidades financieras por el sector.

    El presidente de Fecoam ha recordado que el agua sigue siendo un tema prioritario y que se debe garantizar “como sea” y que se deben de establecer medidas que aseguren a los agricultores unos precios que, al menos, cubran los costes de producción.

    De cara al futuro, ha señalado que las cooperativas agrarias tienen que pensar más en el largo plazo y apostar por la calidad de sus productos para diferenciarse del resto, lo que requiere que se siga “invirtiendo, innovando y diversificando tanto en productos, como en mercados”.

    Valcárcel, por su parte, ha destacado que el cooperativismo es un “modelo de éxito” por el que hay que apostar, puesto que ha demostrado que es el que mejor aguanta los tiempos de dificultades. El presidente de la Comunidad ha señalado que las próximas semanas serán vitales de cara a la reforma de la PAC, que debe buscar que se garantice una renta justa a los agricultores, para que se reinvierta en la modernización del campo murciano y en la mejora de la competitividad de las empresas. En lo que respecta al plan integral del Noroeste, ha asegurado que se ha tenido en cuenta el 99% de las alegaciones presentadas por los agricultores y que no se va a resolver nada hasta alcanzar un consenso con el sector.

Reconocimientos al Cooperativista del Año e Insignia de Oro

    Durante los actos de clausura, Fecoam ha distinguido a José Carrión, ex presidente de Bodegas San Isidro (entró a formar parte de la cooperativa en 1978 y la presidió desde 2003 a 2011), como Cooperativista Agrario del Año, y ha entregado su Insignia de Oro a Pedro Gomariz, más conocido como Perico ‘el Colorao’, una persona que cuenta con un amplio historial en defensa de los derechos de los agricultores, no en vano fue el presidente fundador  de  la  Unión  de  Agricultores  y  Ganaderos  (hoy Coag Murcia) y ha ocupado diversos cargos como concejal de Agricultura en el Ayuntamiento de Molina y presidente de la Comunidad de Regantes de Campotéjar, entre otros.

    Los socios de las 79 entidades que forman parte de Fecoam representan aproximadamente el 33% de la producción de la Región de Murcia y sus empresas el mismo porcentaje de la comercialización.