FEDEJEREZ, fundada en 1977, ha celebrado el viernes 21 de julio un acto conmemorativo por sus primeros cuarenta años de vida, en los cuales ha basado su acción en la defensa de los intereses empresariales de las Bodegas del Marco de Jerez.

Al evento han asistido todas las Bodegas asociadas -grandes, medianas y pequeñas-, así como el presidente de la Confederación de Empresarios de la provincia de Cádiz (CEC), D. Javier Sánchez Rojas, y la SG de la Confederación, Doña Carmen Romero. Además, han asistido a su vez, el Director General de la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), D. Mauricio García de Quevedo, en representación del sector industrial más importante de España, el de la alimentación y bebidas, en el que FEDEJEREZ ha tenido siempre un papel destacado, así como también los ex Presidentes de Fedejerez, D. Sixto de la Calle Vergara, D. Luis García Ruiz y D. Ángel Lebrero, y el ex Director de la Federación durante muchos años, D. Juan Luis Bretón.

Cinco hechos históricos que han marcado estos 40 años de historia del Marco jerezano

Actualmente, FEDEJEREZ se encuentra integrada en las principales organizaciones de defensa de intereses empresariales, con pertenencia activa en la CEC (y a través de ella en la CEA y CEOE), la FIAB, de cuyo Consejo de Dirección forma parte el presidente, la Federación Española del Vino, la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) y en Spirits Europe.

Su presidente, Evaristo Babé, destaca cinco hechos significativos ocurridos en el sector del vino en los últimos cuarenta años, cinco factores que han tenido un peso muy significativo –y que han sido causa y efecto, al mismo tiempo- en la difícil situación que ha atravesado el sector:

1.- Los cambios de propiedad que se han producido, en estos cuarenta años, en muchas empresas del sector -impensables en 1977-, bien como consecuencia de la desaparición de algunas de ellas, bien por haber sido absorbidas por otras del propio sector.

2.- La importancia de los efectos que supuso para el sector la incorporación de España, el día 1 de enero de 1986, a la CEE (como aspecto positivo) con la simultánea desaparición de la desgravación fiscal a la exportación y los radicales incrementos de fiscalidad que la acompañaron.

3.- La obsesión por el volumen y por quitarle cuota de mercado al competidor más próximo a costa de lo que fuera, que, en 1977, constituía la prioridad absoluta de muchas empresas.

4.- La enorme dificultad de modernizar el marco sectorial de relaciones laborales.

5.- El auge y la caída de RUMASA, con los enormes daños colaterales de todo tipo causados en este sector tanto en uno como en otro momento.

“Nos encontramos en un momento crucial en el que hay que adaptarse a toda velocidad y para eso hace falta unidad”

La Federación de Bodegas del Marco de Jerez se ha consolidado en este tiempo como una organización reconocida por su representatividad y, con carácter general -con sus aciertos y errores cometidos a lo largo del tiempo-, con un indudable reconocimiento por su eficaz defensa de los intereses empresariales de sus asociados.

El sector del vino en el marco de Jerez es un sector privilegiado por la excelente y exclusiva calidad de sus vinos, brandies y vinagres, por contar con una marca de primera nivel y reconocimiento, la palabra “Jerez”, y por contar además con un envidiable para cualquier otro sector patrimonio material e inmaterial de marcas y de saber hacer acumulado a lo largo de los años.

El presidente, Evaristo Babé, destaca que estamos ante un sector con muchas virtudes y fortalezas, “con un nivel de internacionalización que otros querrían para sí, con indudable talento, con carácter general, dentro de las empresas, con un enorme esfuerzo ya realizado en los últimos años de contención de costes y mejora de la competitividad, con unos trabajadores excelentes y que realizan magníficamente bien sus tareas (sean éstos bien de producción, bien de administración, bien comerciales, etc.), y con una dimensión de sus empresas muy equilibrada (no todo tienen que ser siempre grandes empresas sino que también son claves en este sector las medianas y pequeñas).

Evaristo Babé concluye manifestando que “nos encontramos en un momento crucial en el que hay que adaptarse a toda velocidad”, destacando “el valor de la “unidad” y el de la necesaria lealtad entre las Compañías y hacia la propia Federación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here