Feijóo avala el compromiso de la Xunta para resolver los problemas del sector lácteo

0
22

   Las organizaciones sindicales, por su parte, destacaron el compromiso asumido por el presidente de la Xunta para conseguir que los ganaderos no vendan la leche por debajo del coste de producción.

    Rosa Quintana afirmó que la línea de trabajo es positiva para analizar cuáles son los problemas del sector productor gallego, y anunció que a partir de la próxima semana se constituirán grupos de trabajo para detectar los problemas del sector.

    En este sentido, anunció la elaboración de una herramienta que permita a los productores conocer sus costes de explotación y así poder repercutirlos en el precio de la leche, así como mejorar lo que se refiere a la estructura territorial para que dispongan de más superficie de tierras y poder proveerse de más alimento para el ganado.

    Quintana ha asumido el compromiso para tramitar lo más rápido posible las ayudas de pagos directos a los ganaderos, y aseguró que ya el pasado mes de octubre se han adelantado 41 millones de la Política Agraria Común y otros 95 millones el pasado miércoles para ayudar al sector en la actual situación.

    Acerca de si los ganaderos podrán equiparar a partir de enero el precio del coste de venta al de producción, la conselleira indicó: "yo no quiero hablar de precios, lo que sí quiero decir es que necesitamos valorizar un producto tan importante como el que tenemos, y desde la Xunta vamos a trabajar para mejorar las herramientas para ello".

    En referencia a los expedientes abiertos a las industrias por prácticas ilegales, Rosa Quintana señaló que al Gobierno gallego "no le va a temblar la mano" para hacer que todas las partes cumplan la normativa.

    Por parte sindical, el secretario general de Unións Agrarias (UUAA), Roberto García, destacó que Feijóo había asumido "los compromisos de su equipo de la Consellería", y añadió que "fue más allá" al indicar que "la única prioridad era resolver los problemas del sector productor lácteo".

    Además, aseguró que Feijóo trasladó a los sindicatos el compromiso también del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

    A este respecto, demandó el compromiso de Feijóo para que la Ley de Calidad Alimentaria "cuente con la interlocución" del presidente de la Xunta ante el Gobierno central "para que recoger leche al ganadero por debajo del coste de producción sea una práctica de abuso de posición dominante, por lo tanto ilegal".

    "Cualquier incumplimiento de la industria o de la distribución será un incumplimiento ante la Xunta de Galicia", apostilló.

    García hizo especial hincapié en que la Xunta elaborará en los próximos meses una normativa para que se puedan movilizar las 800.000 hectáreas actualmente excluidas de la superficie agraria útil, de forma que las explotaciones puedan abaratar costes y no quedar excluidas de las ayudas de la UE.

    El portavoz reclamó también "un modelo industrial ligado al territorio", así como la necesidad de garantizar que a partir del mes de enero los precios de la leche se asimilen a los costes de producción.

    "En esta mesa no estuvieron ni la industria ni la distribución, verdaderos artífices para la concreción de estos elementos", subrayó.

    Por su parte, el portavoz de Xóvenes Agricultores (XXAA), Francisco Bello, destacó el pacto alcanzado para otorgar en esta Legislatura al sector productor lácteo "la trascendencia que hasta ahora no había tenido".

    Bello valoró el compromiso asumido por Núñez Feijóo con el sector para hallar soluciones a un sector del que dependen en Galicia 11.000 familias de forma directa y que supone casi 60.000 empleos indirectos.

    "Lo que hoy se firmó es el principio de un trabajo que va a ser muy productivo a lo largo del tiempo", apuntó el portavoz de XXAA, que resaltó la importancia de que el presidente de la Xunta haya avalado "unas relaciones que hasta ahora casi siempre se quedaban en papel mojado".

    Por último, la representante del Sindicato Labrego Galego, (SLG), Isabel Vilalba, valoró la reunión como "un punto de partida muy urgente", pero insistió en que "es muy urgente realmente que se cumplan los plazos y las medidas".

    "En el tema del precio no hay plazos. La gente vende sin poder sobrevivir, por eso hay cuestiones que tienen que ser inmediatas. No entendemos que pueda haber un diferencial y que se cobre aquí menos que en cualquier otra parte del Estado", dijo Vilalba. "En enero tiene que haber una recuperación del precio inmediata", subrayó.

    La portavoz del SLG aseguró: "no podemos seguir permitiendo que la industria imponga unilateralmente precios ruinosos".