El presidente y consejero delegado de Félix Solís Avantis, Félix Solís Yánez, ha acusado a las cooperativas de competencia desleal al estar vendiendo el vino y el mosto a la mitad de precio que en la campaña anterior. Les ha reprochado que las estén vendiendo a 2,20 o 2,30 euros el hectogrado, un 25 % menos de lo que supone su elaboración, que asciende a 3 euros el grado por hectolitro.

Sin embargo, a preguntas de los periodistas, Félix Solís Yánez ha tildado de “desafortunada” la petición de la Asociación Provincial de Empresarios de Industrias Vitivinícolas (APEIV) de Ciudad Real a la consejería de Agricultura para que bodegas, cooperativas y viticultores celebren una reunión “para acordar un precio eStable, unitario y razonable“para la uva.

“No se puede reunir nadie para fijar el precio de la uva, a excepción del proveedor y el comprador”, ha explicado, porque “además de ser ilegal, las multas pueden alcanzar hasta el 30 % de la facturación de la empresa”, ha concluido.

Una campaña “bastante complicada porque no vamos a ser capaces de poder vender a los precios del año pasado”

Solís Yánez ha hecho esta afirmación durante una rueda de prensa en la que ha calificado de “bastante complicada” la actual campaña de vendimia en Castilla-La Mancha porque el incremento de producción rondará entre el 28% y el 30% respecto al año anterior en que alcanzó los 19,4 millones de hectolitros.

Un porcentaje muy superior a las estimaciones iniciales de los sindicatos y que ha obligado a bajar el precio de la uva porque “no vamos a ser capaces de poder vender a los precios del año pasado”, ha ampliado el presidente de uno de los grupos vinícolas más importantes de la región y del país.

Solís Yánez ha explicado que desde enero y hasta el pasado mes de agosto las exportaciones de España y, por ende, de Castilla-La Mancha, han bajado un 12,7% en volumen y ha aumentado algo más de un 5% en valor.

“Este incremento ha sido rechazado por los competidores internacionales”, ha subrayado el presidente de la compañía, que ha reconocido que el precio de la uva debería ser más alto en alusión a la zona vitivinícola de La Mancha, donde el 85% del vino se vende a granel.

Ha entendido que “el vino de La Mancha es utilizado por los operadores internacionales”, que lo compran a precios muy bajos y lo utilizan para poner sus marcas propias en el mercado al triple o cuádruple del precio que han pagado por el mismo, lo que está perjudicando a los operadores de Castilla-La Mancha.

Asimismo, ha abogado por aumentar el porcentaje de vino embotellado para que el valor añadido se quede en la región y no se beneficien del mismo los operadores internacionales.

De los 130 millones de kilos que se molturaron el pasado ejercicio en la bodega de Félix Solís Avantis en Valdepeñas, este año se podrían superar los 200 millones de kilos de uva, una situación que se asemeja a lo ocurrido en 2013 en que se colapsaron las bodegas por el elevado volumen de producción de aquel año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here