Dado que los regantes planificaron cultivos de menor demanda ante la posibilidad de restricciones y el río aportará recursos adicionales a los desembalses, Feragua considera que no es necesario llegar la dotación normal de 6.000 m3/ha, y así lo planteará en la Comisión de Desembalse que se celebrará el próximo 4 de mayo.

En esa misma línea, el sector arrocero acepta los 360 Hm3 previstos desembalsar, la misma asignación de las dos últimas campañas, pero recuerda que su dotación concesional es de 400 Hm3. Se acepta, por tanto, una reducción de sus necesidades hídricas en situación de normalidad de un 10%.

Con este posicionamiento, Feragua demuestra su concienciación por el ahorro y el uso eficiente del agua, al objeto de ofrecer más garantía a la gran variedad de los cultivos implantados en la cuenca, con una tendencia clara a cultivos permanentes, que demandan mayor garantía.

Hay que tener en cuenta que, a primero de octubre de 2018, al finalizar el periodo de desembalse, el nivel de recursos embalsados en el sistema de regulación general acabará alrededor de 2.100-2.200 Hm3, en una situación de alerta, aunque suficiente para garantizar una dotación de 4.000 m3/ha para la próxima campaña de 2019. Es preciso pues obrar con la máxima prudencia, por si el año próximo resultara hidrológicamente adverso.

Pedirá que se respeten los riegos extraordinarios autorizados el año pasado

Finalmente, Feragua volverá a solicitar en la Comisión de Desembalse que la temporada de riego tenga carácter anual, dado que la mayor implantación de los cultivos implantados (arboleda de olivar, cítricos y frutales) y hortícolas de invierno, y la alta inversión efectuada en mejora de regadíos obliga a las Comunidades de Regantes a dar agua la mayor parte del año para un óptimo desarrollo de dichos cultivos.

Feragua planteará también en la Comisión de Desembalse su posición sobre riegos extraordinarios. Así, pedirá que se respeten los riegos extraordinarios autorizados el año pasado, y que se permita a las CCRR, poder modificar la ubicación de la superficie de riego, sin aumentar la superficie regada.

Feragua estima que el volumen necesario para dotar a los riegos extraordinarios colindantes a las zonas regables – que tiene informe de la OPH favorable-, se puede contabilizar de la propia dotación de 5.000 m3/Ha, no suponiendo volúmenes adicionales estos riegos extraordinarios.

Por tanto, apoyará las peticiones de riego extraordinario de sus asociados, que se puedan defender ante la Comisaria de Aguas y la Oficina de Planificación Hidrológica, pero comparte que no se puede crecer los regadíos de forma desordenada y no conforme a la planificación hidrológica- por la situación de déficit de la cuenca-.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here