Feragua ya ve “agotado y estéril” cualquier debate sobre el Guadalquivir

0
3

   La presidenta de Feragua ha pedido, por tanto, a las administraciones implicadas que se concentren en el ejercicio de las competencias que les corresponden en las diferentes cuencas andaluzas y en mejorar el servicio que reciben los usuarios, “algo que hace verdaderamente falta, en un contexto económico muy adverso para la agricultura, con retos tan complejos como la caída de los precios agrícolas, la asfixia financiera por la modernización, la subida de los costes eléctricos y las altas exigencias de los mercados”.

    La presidenta de Feragua ha señalado por último que no hay vías, ni políticas ni de ningún tipo, para el retorno a la situación anterior en la Cuenca del Guadalquivir. “La cuadratura del círculo es imposible, la única vía para lo que pretende la Junta de Andalucía sería reformar la Constitución, y francamente hay otras prioridades en política de agua en nuestro país”, ha señalado la presidenta de Feragua, que ha recordado además que otras comunidades afectadas, del mismo signo político, ya se opusieron en su momento al traspaso de las competencias plenas sobre el Guadalquivir a la administración andaluza.

"Nefasta gestión socialista" `para el ministro

    Por su parte, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha respaldado el rechazo del Congreso a la delegación de competencias a Andalucía sobre las aguas de la cuenca del Guadalquivir y ha tachado de "nefasta" la labor que hizo la Junta de Andalucía durante el período que ostentó esta labor.

    En declaraciones a los periodistas en Almería, ha dicho que "no se puede gestionar un río si los afluentes que nacen y mueren en una comunidad los gestiona una administración distinta" y ha explicado que es un hecho que no conduce a "ninguna eficacia".

    "Los años en que la Junta tuvo las competencias del río Guadalquivir han sido los peores años de gestión de la historia del río", ha manifestado el titular de Agricultura. El ministro ha expresado la idea de que realizar un plan hidrológico "inteligente" requiere una aplicación del principio de unidad de cuenca ya que lo considera "el más razonable para su gestión".

    También ha declarado que el Gobierno está poniendo "racionalidad" en la gestión de las aguas de la cuenca del río Guadalquivir en este momento y "la Junta tiene competencia en aquellos ríos que nacen y mueren dentro de la comunidad".

    Finalmente, Arias Cañete ha recalcado que la sentencia del Tribunal Constitucional es "muy clara, es mucho mejor que se gestionen los ríos que atraviesan varias comunidades autónomas desde el principio de unidad de cuenca".