Feria regular, con aumento de la oferta pero con tratos muy selectivos

0
4

EFE.- Así, junio comienza con una actividad pecuaria en el Ferial de Ganados ralentizada, en la que la pérdida de cotización ha marcado de forma negativa algunos sectores, más acusado en el sector lácteo y en el tipo cruzado dentro de la recría.

De las 2.442 reses puestas hoy a la venta, 244 lo fueron de vacuno mayor, 271 de vacuno mediano, 1.863 de vacuno menor, 21 de caballar mayor, 34 de caballar menor, tres de asnal y seis de ovino y caprino, han informado hoy fuentes del Mercado de Ganados.

Por sectores, el de las vacas de leche continúa la tendencia de las últimas ferias en cuanto a pérdida paulatina de agilidad en los tratos y de cotización, situación que en el primer mercado de junio se ha agudizado.

Además, hoy se ha registrado una entrada de reses inferior a la normal y además se ha producido la ausencia de un elevado número de compradores habituales, con lo que el sector ha estado marcado por el desarrollo lento pero selectivo, por la pérdida de cotización y por el excedente en la oferta.

Dentro del abasto se ha mantenido la misma tónica que la pasada semana, ya que la escasa oferta de calidad aceptable se ha comercializado con normalidad, sin cambios aparentes en el desarrollo de las transacciones y con cotizaciones repetitivas.

Dentro de la recría, si se exceptúan aquellas reses de mayor calidad, que han sostenido la cotización, el resto del sector ha cotizado a la baja en mayor o menor medida.

Así, el tipo cruzado sigue sumido en la atonía en sus transacciones al igual que la semana anterior, ya que las transacciones selectivas y el desarrollo lento con tendencia a la baja en sus cotizaciones son lo más destacado.

Además, el tipo frisón, que ha disfrutado de buenas ferias en las últimas fechas, tanto ayer tarde como durante la mañana de hoy ha perdido agilidad y fluidez en los tratos, repercutiendo en pérdida de cotización.

Dentro del ganado equino lo único destacable es la presencia de una oferta normal en número y que la buena calidad general de las reses ha permitido que las cotizaciones hayan sido de sostenimiento.

Por su parte, el sector del ovino-caprino continúa sin remontar la crisis, ya que la oferta se redujo a seis ovejas procedentes de Selaya, que han vuelto a sus lugares de origen al no encontrar comprador.

Dentro de las cotizaciones más significativas en el sector lácteo ha destacado un lote de siete ejemplares de primera y segunda cría comprados por un ganadero de Cerceda (Coruña) en precios comprendidos entre los 1.200 y los 1.530 euros por cabeza.

Además, un tratante ha adquirido para Badajoz 12 animales de primera y segunda cría, con precios entre los 1.260 y los 1.560 euros.