Finaliza la primera fase de las obras para evitar inundaciones en el Gobela

0
43

   A este respecto, la Consejera de Medio Ambiente y Política Territorial Ana Oregi destacó que “la gestión de la inundabilidad es uno de los retos más importantes al que hemos de dar respuesta como sociedad vasca, incrementando los umbrales de seguridad para las personas e infraestructuras en las áreas más sensibles del país. Sin duda, uno de ellos es Gobela".

    Esta obra de la Agencia Vasca del Agua corresponde a la fase III del "Proyecto de acondicionamiento hidráulico y recuperación ambiental del río Gobela en Getxo",  y su importe es de  14.005.640,31 €. Su  plazo de ejecución es  de 30 meses, distribuidos en 18 meses para la ejecución del tramo Aliviadero Cristóbal Valdés- La Avanzada y 12 meses desde La Avanzada hasta el Puente de Leioa.  Hablamos de una actuación a lo largo de 762 metros —de los cuales 200 se encuentran actualmente en cobertura—que atraviesa una trama urbana muy densa.

    Durante el primer trimestre de este año se ha trabajado en el parque de obra; la reposición de los servicios afectados en el primer sector, así como la definición de las 10 fases en las que está dividida esta primera parte de la obra (Aliviadero Cristóbal Valdés-La Avanzada), fases que fueron presentadas a la Comisión informativa especial de Inundaciones de Getxo el pasado 18 de abril.

    La primera de estas 10 fases de la obra del tramo Aliviadero Cristóbal Valdés-La Avanzada (consistente en la construcción de las pantallas desde el Aliviadero Cristóbal Valdés hasta la altura de Errekagane nº 9) ha finalizado. Gracias al empleo de una pantalladora de grandes dimensiones, se ha culminado la construcción de 47 módulos, cada una de ellas de 2,80 m de anchura x 0,60 m de espesor x 11 m. de profundidad.

    “Dicho de otra forma”— anadió Íñigo Ansola, Director General de URA— “ha supuesto la necesidad de extraer  910 m3 de arenas, inyectar 910 m3 de lodos bentoníticos, la utilización de 90 toneladas de armadura, el transporte y puesta en obra de 910 m3 de hormigón, en un espacio muy reducido para una obra de esta entidad, ya que el espacio habilitado para el parque de maquinarias es de aproximadamente 1.400 m2, donde el trabajo se tiene que realizar unidireccionalmente, lo que nos lleva a tener que secuenciar cada movimiento de obra, tratando de que las molestias a la ciudadanía sean las menores.”

    Ansola requirió encarecidamente paciencia al vecindario por las molestias que las obras pudieran ocasionarles: “Soy totalmente consciente de los inconvenientes que generan este tipo de obras. Estamos tratando de comunicarles puntualmente los trabajos que se están realizando, las molestias y afecciones que estamos generando, pero permítanme que les diga que merece la pena, pues con ella desaparecerán los problemas de inundaciones a las que están ustedes sometidos periodicamente.  La capacidad hidráulica de esta zona es insuficiente para las avenidas recurrentes y es deber de todos solucionar esta situación.”