Finaliza la vendimia de Txacoli Hondarribia

0
12

“Desde el punto de vista climático, el año 2012 se salió de lo normal”

En palabras de Ana Martín, enóloga de la bodega Hiruzta, “Desde el punto de vista climático, el año 2012 se salió de lo normal, con una primavera y un verano excesivamente secos, acompañados de temperaturas relativamente elevadas, aunque el viñedo vegetó bastante bien gracias a las reservas de agua invernales“.

Según Martín, “La muestra de racimos en primavera auguró una buena cosecha, cuya maduración siguió un desarrollo normal, con cierto retraso ocasionado por la sequía, llegando la vendimia una semana más tarde que lo normal. Si embargo, el final del verano (septiembre) cambió radicalmente hacia más humedad, con unas oportunas lluvias, que aseguraron una excelente maduración de la uva“.

Para la enóloga de Hiruzta, “Las consecuencias de este ciclo de maduración anómalo, ocasionaron algunos fenómenos muy curiosos, adelantándose respecto de las fechas normales la variedad Petit Courbu, y mientras que se retrasó la Hondarrabi Zuri. El sistema foliar del viñedo, a pesar de la sequía estival, se mantuvo asombrosamente verde y activo, que trajo como consecuencia una buena maduración de la uva“.

“Sin embargo, la calidad de la cosecha del 2012 ha sido muy buena, alcanzando una buena cantidad de uva, unido a una riqueza de azúcares equilibrada con una acidez más bien baja, y todo ello con una excelente maduración aromática, que se traducirán en una cosecha de Txakoli más que buena“, concluye Ana Martín.

Todo un éxito ecoturístico para Hondarribia.

En cuanto a visitas a la bodega, Hiruzta ha notado el boom del enoturismo, así como la curiosidad de los vecinos, especialmente de Bidasoaldea, Oarsoaldea y Donostialdea, que han descubierto en su Menú Especial de Bodega un novedoso plan para ir a disfrutar en familia o entre amigos.

El 80% de los visitantes tienen su origen local/nacional y el 20% extranjeros destacando Francia, Gran Bretaña y EE.UU.

Según Marina Vallet del Montano, responsable de visitas a bodega, “Los visitantes se sorprenden por la historia, sobre todo cuando ven las copias de los facsímiles del archivo del ayuntamiento de 1186 – 1542 – 1604, etc., que documentan la antigüedad de la tradición txakolinera que Hiruzta ha recuperado para Hondarribia”.

Otros de los atractivos que han destacado los visitantes han sido “las espectaculares vistas a Aiako Arria y el verdor de la campiña, especialmente en primavera y verano, y el estar la familia responsable a mano para contar su experiencia“, según los responsables de la bodega,

“A los niños les encanta la maquinaria de la bodega. Sobre todo cuando coinciden en un momento en que ésta está en marcha“, desvela Marina.

Además, este año se vivió la primera fiesta de la vendimia de Hondarribia que fue todo un éxito. Familias de los alrededores y una amplia representación de las Cantineras del Alarde 2012, que fueron homenajeadas, disfrutaron participando tanto vendimiando la uva como pisándola.