Finalizadas las obras del Camino Natural del Esla, en León

0
4

MARM.-Asimismo, se ha procedido al acondicionamiento del área recreativa de las Bracas, situada aproximadamente en mitad del recorrido, dotándola de mobiliario (bancos y papeleras), de una fuente y árboles ornamentales

El Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, a través de la Dirección General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, ha puesto en servicio el Camino Natural del Esla, entre los municipios de Valencia de Don Juan, Villaornate y Castrofuerte (León), tras la finalización y entrega de las obras de mejora y mantenimiento que se han realizado en su recorrido y que han contado con una inversión del MARM de 615.687 euros.

Los trabajos desarrollados han consistido en la reparación del firme granular, el reacondicionamiento de la plataforma, la apertura de cunetas, la reposición de balaustrada rústica, y la instalación de carteles, hitos kilométricos y señales informativas.

Asimismo, se ha procedido al acondicionamiento del área recreativa de las Bracas, situada aproximadamente en mitad del recorrido, dotándola de mobiliario (bancos y papeleras) y de una fuente. También se han plantado árboles ornamentales y vegetación de borde, y se ha instalado un sistema de riego.

Con una longitud de 11,5 kilómetros, el Camino Natural del Esla comienza en el municipio de Valencia de Don Juan, conocido como Coyanza por el castillo de este nombre que fue construido en esta localidad en el siglo XV. El camino, que discurre de manera paralela al río Esla, atraviesa en su recorrido dos puentes sobre pequeños arroyos, para finalizar en Castrofuerte, entre campos de cultivo de maíz y girasol.

Desde 2009, el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, a través de la Dirección General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, ha efectuado el mantenimiento de 25 Caminos naturales situados en la zona Norte de España, dentro del Programa Caminos Naturales y encuadrado en el Plan Español para la Dinamización de la Economía y el Empleo.

El mantenimiento de los senderos y las vías verdes persigue conservar el uso turístico y deportivo de los mismos (peatonal, ciclista y no motorizado), facilitando a los usuarios la aproximación hacia los diferentes elementos de interés natural de la zona, tanto desde un punto de vista de educación ambiental, como de ocio y cultura.