Firmado un convenio para la depuración de agua de tres pueblos de Valladolid

0
29

La ejecución final de las estaciones depuradoras de aguas residuales de las tres localidades supondrá una inversión de 5,3 millones de euros, de los que el 90% correrá a cargo del Ministerio, a través de Acuanorte, el 80% a través de fondos europeos.

 La sociedad estatal Acuanorte tiene encomendadas varias actuaciones del Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Castilla y León, incluidas en el anexo V del Protocolo General entre el Ministerio y la Junta de Castilla y León por el que se fija el marco general de colaboración en el ámbito del saneamiento y la depuración: Ejecución del Plan Nacional de Calidad de las Aguas: Saneamiento y Depuración 2007-2015.

 OBJETIVOS

En Fresno Viejo, el proyecto Emisario y EDAR en la localidad tiene por objeto depurar las aguas residuales generadas en la zona hasta los niveles fijados por la legislación para su posterior vertido al río Trabancos. Para ello se plantea construir un emisario general de 391 metros que una el punto de vertido actual con la ubicación de la futura EDAR, las instalaciones de la planta de depuración y las líneas eléctricas necesarias. El presupuesto de inversión para esta actuación es de 1,4 millones de euros, con unos parámetros de de partida para el diseño del proyecto de2.200 habitantes equivalentes y un caudal medio diario de 440 m3/día.

El proyecto Nava del Rey, Emisario y EDAR, tiene por objeto depurar las aguas residuales generadas en la zona hasta los niveles fijados por la legislación para su posterior vertido al Arroyo del Monte. Para ello, se plantea construir la conexión de la nueva EDAR en un punto medio del emisario existente, las instalaciones de la planta de depuración y las líneas eléctricas necesarias. Cuenta con un presupuesto de inversión de 2,5 millones de euros y unos parámetros de partida de 4.048 habitantes equivalentes y un caudal medio diario de850,08 m3/día.

 Por último, el proyecto Riberas de Castronuño, depuración del espacio natural, tiene por objeto depurar las aguas residuales generadas en la zona hasta los niveles que marca la legislación para su posterior vertido al Duero. Para ello, se plantea construir, con un presupuesto de inversión de 1,4 millones de euros, un emisario paralelo al Arroyo del Caño que recoja los cuatro puntos de vertido localizados y los conduzca a la nueva EDAR, las instalaciones de la planta de depuración y las líneas eléctricas necesarias. Los parámetros de partida son de 2.600 habitantes equivalentes y un caudal medio diario de        345,80 m3/día.