Fiscal pide que 11 militantes del SAT sean condenados por una falta de coacciones

0
9

   Los hechos ahora juzgados se remontan al 4 de septiembre de 2012 cuando once militantes del SAT fueron detenidos por la Policía Nacional por la ocupación de una sucursal bancaria y, según los arrestados solo pretendieron simbólicamente señalar a los culpables de la situación de emergencia social que padece el pueblo andaluz.

    Para ello, según han relatado en el juicio, antes de la ocupación se lo explicaron a la directora de la entidad bancaria y han asegurado que en ningún momento entorpecieron el trabajo de los empleados ni intimidaron a los clientes.

    Además han subrayado que no hubo violencia física ni verbal, extremo que han ratificado los denunciantes aunque éstos mantienen que si violentaron a algunos clientes que se asustaron por la situación y que uno de los puestos de caja tuvo que cerrar al no poder desarrollar su normal funcionamiento.

    Durante el juicio, los acusados han insistido en que en ningún momento entorpecieron la actividad comercial, aunque los denunciantes y el fiscal mantienen que fueron un obstáculo para el normal funcionamiento del banco por lo que tuvieron que cerrar.

    En el turno de la última palabra han añadido que fueron a denunciar la situación de paro que vive Andalucía y que en todo momento fueron pacíficos y respetuosos por lo que continuarán realizando actuaciones similares y con el mismo respeto.

    Además de los acusados han estado presente el secretario general del SAT, Diego Cañamero, para mostrarle su apoyo así como cerca de un centenar de personas que han vitoreado y aplaudido a los acusados a su salida del juzgado.

    Diego Cañamero ha indicado a los periodistas que van a continuar realizando actos similares debido a que hace falta continuar con actos reivindicativos de forma pacífica y ha lamentado que la fiscal hoy durante el juicio no haya tomado ninguna nota y tuviera preparada la acusación en el bolso.