La Asociación de Productores de Pistacho de Castilla y León, AsProPiCyL, ha ofrecido este sábado 27 un curso sobre la poda del pistacho, en Horcajo de las Torres (Ávila) y El Carpio (Valladolid), debido a su demanda, que se mantiene en alza desde las últimas tres décadas y que ya se produce en la Comunidad.

La jornada de poda del pistacho constó de una exposición teórica y posterior visita a dos plantaciones de diferente edad donde se realizará la poda adecuada en función de las características del árbol.

“Se trata de poner en valor un producto de alta calidad que está comenzando a implantarse en nuestra Comunidad”, indicó en una rueda de prensa previa al acto el vicepresidente de la Diputación de Valladolid, Víctor Alonso.

La evolución de la implantación del cultivo del pistacho es ascendente, en la actualidad se cuentan con unas 500 hectáreas

AsProPiCyL, nacida en 2016 y constituida por 120 socios de todas las provincias de Castilla y León, considera que este cultivo alternativo da un alto valor añadido y aporta un importante beneficio, si bien la inversión inicial requiere entre cinco y seis años para alcanzar las primeras producciones debido al lento crecimiento de las plantaciones de pistacho.

“La escasa e inestable rentabilidad de los cultivos tradicionales extensivos es el principal problema al que se enfrentan los agricultores en la actualidad y el pistacho se presenta como una alternativa de cultivo en nuestras zonas, en la búsqueda de mejorar nuestros ingresos y el rendimiento de las explotaciones”, ha indicado la diputada de Agricultura Henar González.

La evolución de la implantación del cultivo del pistacho es ascendente, en la actualidad se cuentan con unas 500 hectáreas en Castilla y León, de las que 250 se encuentran en la provincia de Valladolid, según ha indicado el presidente de AsProPiCyL, José María Rey, quien ha destacado el apoyo de la Diputación a este respecto.

Aunque la primera Comunidad en producción de pistacho es Castilla-La Mancha y, en España, el origen de la mayor parte de estos frutos es estadounidense o iraní ya que en España su cultivo es aún muy reciente y las primeras plantaciones se remontan tan sólo catorce años en el tiempo.

“La demanda de pistacho a nivel mundial es muy grande, la oferta no llega nunca a cubrirla y el factor precio lleva 30 años subiendo en el mercado; es de los únicos productos que lleva tres décadas en alza”, ha añadido el secretario de la asociación, José Luis Ruiz, que ha cifrado entre seis y ocho euros el precio del kilo de este alimento y ha defendido un uso correcto de la poda del pistacho para tener mayor rentabilidad.

(Fotos: Archivo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here