Foro "Encinal" y la Junta andaluza se personan en la causa contra la Norma del Ibérico

0
14

    El presidente de Encinal, organización integrada por más de medio centenar de entidades españolas y portuguesas que desde el año 2007 trabaja por el reconocimiento y la salvaguarda de los ecosistemas de dehesa peninsulares, José Luis García Palacio, ha indicado que el objetivo de la personación es "conocer los argumentos en los que se basan para recurrir una norma aprobada por el Ministerio de Agricultura y ratificada en el Consejo de Gobierno".

     García-Palacios ha reconocido que la norma "no es perfecta" pero "no podemos dar un paso atrás en relación a lo que se estipula, máxime cuando los recursos presentados, por la información que tenemos hasta ahora, van en contra de aquello que ahora, gracias al nuevo documento se ha regulado".

     Entre esos aspectos ha destacado la publicidad engañosa o la denominación alegórica de pata negra para el cerdo en general.

Andalucía quiere saber qué se va a discutir y poder alegar


    Por su parte,
la Junta considera que era necesario reformar la regulación anterior dada la situación en que se encontraba la producción de cerdo ibérico de pureza racial criado en extensivo en la dehesa y con una alimentación a base de bellota.

     Ha explicado que este sector se ha visto afectado por la sobreoferta de ibérico de cebo intensivo y la "falta de una adecuada diferenciación" de los productos de este animal en los mercados y por parte de los consumidores, "al no disponer de información veraz relativa a los factores de raza y alimentación, características que inciden directamente en la calidad de estos alimentos".

     Desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural se defiende el reconocimiento y la diferenciación de la producción del ibérico de dehesa, así como una mayor claridad en las denominaciones de venta, especificando aspectos raciales y de la alimentación, para evitar la confusión al consumidor.

     La nueva Norma de Calidad incorpora parte de las demandas trasladadas por la Consejería al Ministerio dirigidas, entre otros fines, a evitar la confusión de los consumidores a través de una clarificación de las denominaciones de venta, la simplificación de las categorías y la limitación del uso de alusiones e imágenes de dehesas o bellotas en productos que no estén relacionados.