Francia, Italia y 7 países más piden mantener los límites al cultivo de viñas

0
20

EFE.- Francia, Italia y siete países más han enviado una carta al comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, para pedir que continúen los actuales "derechos de plantación", que limitan el cultivo de viñas y que desaparecerán a partir de 2015.

La misiva ha sido impulsada por Francia e Italia -los principales productores de vino de la UE- y secundada por los titulares de Agricultura de Alemania, Chipre, Luxemburgo, Hungría, Austria, Portugal y Rumanía.

España, tercer productor europeo de vino, no ha suscrito esa iniciativa.

Los nueve países reivindican a Bruselas que reconsidere la decisión aprobada por la UE por la cual en 2015 se suprimirían los derechos que ahora regulan la producción de vid.

Reclaman que esos límites "se mantengan más allá de 2015 en todos los países de la UE y para todas las categorías de vinos".

La carta ha sido remitida con motivo del informe que presentará la Comisión Europea (CE) en 2012 para evaluar el funcionamiento de la última reforma del mercado vitivinícola.

En España, Rioja también ha defendido la continuidad de los derechos de plantación.

Los nueve países enumeran las "desventajas" que supondría eliminar esas restricciones, entre ellas un riesgo de exceso de producción que rebajaría los precios a causa de un aumento de la oferta "demasiado fuerte".

También apuntan que la liberalización del cultivo de vid perjudicaría a las zonas menos productivas, con la consiguiente disminución de explotaciones familiares, de empleos y de pymes.

Por otra parte, en la misiva señalan que una expansión de la superficie de viña provocará una "devaluación" de los productos de calidad o con denominación de origen y una "industrialización excesiva" de la viticultura europea, "incompatible" con su vocación "socio-económica, ambiental, paisajística y turística".

La asociación europea que agrupa a los vinos con denominación de origen (EFOW, siglas en inglés) y el Comité de organizaciones agrarias y cooperativas europeas (Copa-Cogeca) valoraron, en sendos comunicados, la iniciativa de los nueve países en favor de los derechos de plantación.