Frustración unánime de todos los sectores con unos Presupuestos que afectarán a la PAC

0
4

    La primera en salir a la palestra fue Coag, que señaló en un comunicado que la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos rechaza el recorte del 14% en los fondos agrícolas para España aprobado por la UE para el ejercicio presupuestario 2014-2020. Según los cálculos realizados por  sus Servicios Técnicos en base al cuadro financiero aprobado en Bruselas, "nuestro país sufriría un tijeretazo en el cheque agrícola de 6.720 millones de euros en todo el periodo. Se pasaría de un montante anual de 7.000 millones de euros en el periodo 2007-2013 a  6.040 millones al año entre 2014 y 2020".

   Por este motivo, “nos oponemos frontalmente a este recorte porque supone un nuevo mazazo para un sector estratégico de la economía real, base de la alimentación, que arrastra una pérdida de renta por encima del 30% en la última década. Esta pérdida afectará de forma negativa al desarrollo económico y social de nuestro pueblos, a la creación de empleo agrario y a nuestro potencial productivo”, ha dicho Miguel Blanco, secretario general de Coag.

    En este mismo sentido, ha añadido que una vez más, el ajuste del presupuesto comunitario se ha hecho a costa de la agricultura, ya que es la rúbrica que con diferencia sufre un mayor recorte. La UE de la espalda a su tejido productivo agrario en un periodo en el que se prevé un aumento significativo de la demanda mundial de alimentos”.

    En este escenario de restricción presupuestaria, se hace más imprescindible que nunca priorizar las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), (en pleno proceso de reforma), al modelo social de agricultura y a los agricultores profesionales, redefiniendo la figura del “agricultor activo”, que debe ser aquel que trabaja de forma directa, personal y profesional en su explotación..

Cooperativas: La PAC vuelve a ser la pagana

   Por su parte, desde Cooperativas Agro-alimentarias lamenta que una vez más la PAC tenga que ceder ante otras políticas por la escasez de presupuest (se recortan cerca de un 14% en relación al período actual), y se sigan aumentando los objetivos y expectativas en una UE que no cuenta con presupuesto a la altura del reto de la construcción y mantenimiento de un mercado comunitario que implican unos beneficios sociales y económicos que van mucho más allá de lo que se aporta, que apenas llega al 2% del gasto público total de los miembros de la UE.

    “Es un despropósito que todavía se siga utilizando a la PAC como la pagana de otras políticas, cuando los problemas son otros y se está jugando con el futuro de la alimentación del ciudadano”, declaró Fernando Marcén, presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España.

    Esta entidad recuerda que "desinvertir en la única política verdaderamente común es apostar por menos Europa, y que debilitar la PAC supondrá dificultar la capacidad de abastecimiento de alimentos sanos y de calidad a 500 millones de consumidores".

    No obstante, también ve posible que el hecho de contar con un acuerdo sobre el presupuesto debería acelerar el proceso de reforma de la PAC para el próximo período 2014-2020; y contar con cierta estabilidad que ayude al productor y sus cooperativas a tomar las decisiones estratégicas oportunas.

   Ahora, finaliza su comunicado, "tanto al Consejo como el Parlamento Europeo deberán tener en cuenta este nuevo escenario y diseñar políticas eficientes dentro de la PAC que compensen esta reducción presupuestaria para que el sector productor esté mejor organizado, gane en competitividad en un mercado global y mejore posición en la cadena de valor con el objetivo de rentabilizar su actividad económica al tiempo que cumple con las expectativas medioambientales y sociales que se le exige".



UCCL: Una injusticia

    También se ha unido a las críticas la Unión de Campesinos de Castilla y León, que considera que el acuerdo de los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea "es claramente injusto con el sector agropecuario, ya que se sumaría a la propuesta de recorte de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) que ya proponía la Comisión Europea de cara al periodo 2014-2020".

    Para esta organización, el acuerdo supone "una reducción, a precios corrientes, de los fondos europeos en ayudas directas y a la Organización Común de Mercado única en un 1,45%. Aunque el Consejo Europeo todavía tiene que llegar a un acuerdo con el Parlamento Europeo, según este acuerdo el Estado español dejaría de recibir, en términos corrientes, 72,3 millones de euros anuales en el capítulo de ayudas directas de la PAC, con una reducción adicional de hasta un 1% (49,8 millones de euros) de las ayudas si se aplica la nueva reserva para crisis de mercado. Actualmente, el Estado español percibe cerca de 5.000 millones de euros en ayudas directas de la PAC".

    Asimismo, aparte de las ayudas directas de la PAC, la reducción en materia de desarrollo rural, aunque no se puede avanzar definitivamente, este bloque tendrá impacto principalmente a las regiones europeas que han dejado de ser consideradas económicamente menos desarrolladas y para lo que el Estado español ha conseguido una compensación de 500 millones de euros, a precios de 2011.

   La organización se opone a esta nueva propuesta "que recorta las ayudas europeas y que agravaría una caída acumulada de la renta agraria que es de más de más del 20% desde el año 2001 hasta la actualidad, en parte por el grave incremento de los costes de producción que sufren los agricultores".

   Además, la UCCL consideraría "muy injusto que este recorte se sumara al que ya propuso la Comisión Europea en la propuesta de reforma de la PAC de cara al 2014 y que congelaba el valor de los fondos europeos del conjunto de la PAC en términos corrientes para el mismo periodo. Por ello, la organización pedirá a los eurodiputados que corrijan este injusto recorte consensuado por el presidente del Gobierno del Estado, el Sr. Mariano Rajoy"..




Para UPA es una mala noticia

    Por su parte, el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha calculado que, "echando cuentas", la política agraria comunitaria perderá 40.000 millones en el próximo marco presupuestario 2014-2020 respecto al período anterior (2007-2013), lo que "es una muy mala noticia".

    Ramos critica, en declaraciones a Efeagro, que las intenciones de la UE sea recortar los fondos económicos para el sector primario, tal y como mostraron ayer en una manifestación en Madrid de agricultores de todo el territorio nacional frente a la sede de la Unión Europea (UE) en España.

Asaja pide prudencia

   La única voz que ha sido menso dura ha sido la del presidente de Asaja, Pedro Barato, que ha apuntado a Efeagro que lo único claro de momento es que el presupuesto comunitario global cae desde los 332.000 millones del anterior marco plurianual hasta los 277.000 millones de euros para el 2014-2020 (-13,97 %). "Una vez vista esta cifra, ahora tenemos que analizar y esperar a la aplicación de la PAC para España para ver el resultado o el saldo: si es positivo, negativo o si nos quedamos como estamos".

     "Hay que dar un mensaje totalmente limpio y claro: Lo que ha habido es una rebaja del presupuesto comunitario. Pero luego veremos en los próximos meses cómo esa rebaja presupuestaria (global de la UE) se manifestará porque no se va a aplicar de forma lineal para todos los países", ha recalcado Barato a Efeagro.