Galicia completa la planificación de sus cuencas tras la aprobación del plan del Duero

0
3

    El plan de la Demarcación Miño-Sil recibió el visto bueno en el Consejo Nacional del Agua en junio de 2012 y está sólo pendiente de la aprobación del decreto correspondiente para su entrada en vigor, al igual que el Plan del Cantábrico, que también recibió la aprobación del Consejo el pasado mes de junio, se indica en la nota.

     Hernández subrayó la importancia de tener regulados los recursos hídricos de Galicia según requiere la directiva marco europea, puesto que suponen casi un 25% de los recursos de España, un porcentaje elevado si se tiene en cuenta que la superficie de la Comunidad representa el 6% de la estatal.

     En cuanto a la Demarcación Hidrográfica del Duero, incluye parte de la provincia de Ourense y ocupa una superficie de 1.136,81 kilómetros cuadrados distribuidos en 10 municipios, con una población de 30.485 habitantes.

     Este plan determina para Galicia ciertas zonas protegidas, e incluye 4 zonas de baño, el LIC río Támega, una zona de protección especial llamada Alto Támega y afluentes, y los humedales asociados al sistema del río Támega. Se establecen, además, perímetros de protección para las aguas minerales de Cabeiroá, Fontenova y Sousas, con una superficie de 1.536,2 hectáreas.