En torno a 57 de incendios siguen activos a primera hora de este lunes 16 en Galicia, según los últimos datos que maneja la Xunta, después de la oleada de fuegos que ha azotado desde este sábado la comunidad gallega y que ha dejado hasta el momento al menos tres muertos (dos en Nigrán —Pontevedra— y una en el municipio de Carballeda de Avia —Ourense—). La situación es tan dramática y preocupante que desde la propia Xunta ya se habla de “terrorismo forestal”, ya que se sospecha que la gran mayoría de los fuegos (que llegaron a sobrepasar el centenar al mismo tiempo) han sido provocados.

Los cadáveres de dos mujeres fueron encontrados por los Bomberos en el municipio de Nigrán, en la furgoneta donde viajaban y en la que quedaron atrapadas por las llamas en la carretera que une las parroquias de Chandebrito y Camos. Una tercera víctima mortal ha sido encontrada esta madrugada en el municipio de Carballeda de Avia, Ourense, donde hay además dos personas desaparecidas. El fuego se encuentra en una situación de riesgo real para la población en al menos 17 puntos repartidos en toda Galicia.

Vigo llegó a estar cercada por las llamas mientras que el fuego alcanzaba también a Asturias

Las llamas incluso han llegado a Vigo, cuyo ayuntamiento ha recomendado a la población de las zonas amenazadas que salgan de sus casas y se trasladen al casco urbano, donde se han habilitado hoteles para alojarlos.

La situación en la capital viguesa empeoró conforme avanzaba la noche, con una ciudad que se vio literalmente cercada por el fuego. Hacia la medianoche, cientos de personas salieron a la calle para cortar el avance de unas llamas que llegaron a las mismas puertas del centro urbano. En la avenida de Europa, que une la ciudad con la playa de Samil, o en la plaza de España, bomberos y vecinos luchaban para extinguir decenas de focos que se multiplicaban sin explicación en los lugares más insospechados. La factoría de PSA Peugeot Citroën y otras naves del polígono vigués de Balaídos fueron desalojadas a última hora de la noche.

Unas 5.000 personas, incluyendo 350 brigadas y centenares de vecinos y voluntarios, además de 220 motobombas, 40 palas y una veintena de medios aéreos de la Xunta y del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, trabajan en la comunidad para combatir los incendios, que han arrasado ya más de 4.000 hectáreas en 146 nuevos focos desde el pasado viernes.

Las llamas no sólo afectan a Galicia, sino que están alcanzado también al Principado de Asturias contabiliza a primeras horas de este lunes 35 incendios forestales en 19 concejos de la región.

La única buena noticia es que de madrugada han llegado las primeras precipitaciones a Pontevedra, con algo de intensidad, mientras las otras tres provincias esperan con impaciencia la llegada de la lluvia ante la falta de medios para controlar el fuego. La AEMET mantiene que previsión de precipitaciones ante la entrada de un pequeño fuerte, la bajada de la intensidad del viento y el aumento de la humedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here