Ganaderos piden una moratoria de dos años en la distribución de primas a las plantas de purines

0
3

   Según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Lleida, la propuesta se la han planteado a la subdelegada del Gobierno, Inma Manso, los representantes de los sindicatos agrarios de UP, JARC y ASAJA, con los que se ha reunido junto a representantes de la Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña (FCAC) y de la Asociación de empresas para el Desimpacto Ambiental de los Purines (ADAP).

    Manso y los representantes sindicales se han reunido para analizar las novedades alrededor del proyecto de reforma energético emprendido por el Gobierno. En el transcurso de la reunión, el sector ganadero ha transmitido a la Subdelegada la inquietud que vive el sector y ha insistido en la necesidad de abrir un diálogo con el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para poder intercambiar información y nuevas propuestas que, según los ganaderos, podrían abrir vías de solución.

    El sector insiste, además, en reclamar una moratoria de dos años a la propuesta de reforma energética que plantea el Ministerio de Industria y plantea esa nueva redistribución de las primas a las plantas, de manera que se lleve a cabo no teniendo en cuenta los kilovatios producidos por cada planta sino si están ubicadas en una zona con una cabaña ganadera muy alta.

     Manso se ha comprometido a transmitir la nueva propuesta del sector de establecer criterios diferentes de redistribución atendiendo a las particularidades de cada territorio.   

Convocatoria de todos los sectores ante Industria

     Por otra parte,  la convocatoria de protesta de este martes ha sido organizada por la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (Anprogapor), la Asociación de Empresas para el Desimpacto Ambiental de los Purines (ADAP), Cooperativas Agro-alimentarias y las organizaciones profesionales agrarias Asaja, COAG y UPA.

 Los organizadores prevén que participe cerca de medio millar de personas en esta protesta en la que se leerá un manifiesto para exponer la situación creada en el sector del tratamiento de purines tras conocerse la reforma energética que prepara el Ejecutivo.
  
    Según los convocantes, las plantas de purines se han visto obligadas a parar su actividad por la "inminente" entrada en vigor de la reforma energética, que incluye un recorte de incentivos para estas instalaciones con carácter retroactivo desde julio de 2013.

    Por su parte, las granjas porcinas que tratan su excedente de purines en dichas plantas han alertado de que están llegando al límite de su capacidad de almacenamiento.

    Fuentes del sector han indicado a Efeagro que los manifestantes no podrán finalmente acudir a la concentración con tractores, cerdos, ni purines, ante la sede del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, como tenían previsto.