Ganaderos trashumantes piden más apoyo y menos trabas en el saneamiento

0
39

    Según ha informado en nota de prensa esta organización agraria, los representantes de estas tres administraciones han expresado su "máxima disponibilidad y voluntad" para tratar de facilitar a los profesionales del sector "una solución a los problemas del saneamiento ganadero".

    En este contexto, asistentes y organizadores han pedido "especial sensibilidad" a los políticos para que "se solucionen los perjuicios que los ganaderos de extensivo sufren como consecuencia de la fauna salvaje y por las enfermedades que transmiten corzos, jabalíes, provocando que ganaderías completas sean inmovilizadas".

    Entre los asistentes figuraban la europarlamentaria socialista Iratxe García; el subdirector general de Producción Agropecuaria del MAGRAMA, Lucio Carbajo; el director general de Producciones y Mercados Agrarios, Carlos Cabanas;  y el director general de Producción Agropecuaria de la Consejería de Agricultura y Ganadería, Jesús María Gómez.

    Todos ellos han "tomado buena nota" sobre la petición para que en las negociaciones actuales de la PAC, así como en el resto de políticas agrarias nacionales y regionales, la ganadería trashumante tenga "especial consideración", por tratarse de una actividad con "enormes beneficios medioambientales".

    Según los datos facilitados por la Alianza por la Unidad del Campo, la trashumancia utiliza unos corredores ecológicos a través de unas vías pecuarias que suponen más de 125.000 kilómetros, ocupando 400.000 hectáreas.

    En la actualidad Castilla y León cuenta con 1.500 familias que viven de la trashumancia, de las cuales 500 se encuentran en la provincia de Avila y mayoritariamente realizan esta práctica que supone el traslado a las fincas extremeñas de unas 60.000 cabezas de ganado vacuno y ovino -95 por ciento de la región-.

    La Alianza por la Unidad del Campo ha defendido la necesidad de que Bruselas, el Gobierno y la Junta "profundicen" en el establecimiento de normativas que "regulen y apoyen" la ganadería en extensivo y la práctica trashumante ante "el peligro real de que desaparezca".

    La VII Jornada Nacional ha servido para entregar el premio a los valores de la Trashumancia que otorga UPA-Avila a José María González Veneros, un ganadero de 68 años, natural de Hoyos del Espino, que ha dedicado toda su vida a esta práctica.