García Carrión rebaja entre el 17,2 y el 51,1% el precio de la uva tinta de Valdepeñas

0
9

      Según el portavoz de la Mesa de Productores de Uva de Valdepeñas, Francisco Patiño, el enfado en el sector es más que patente, hasta el punto de que están dispuestos a tomar todas las medidas a su alcance para intentar frenar estos precios, que consideran "impuestos y no se ajustan a la ley, porque no están explicados ni justificados".

     En este sentido, y a la espera de que Félix Solís haga públicos sus precios, que esperan que no sean similares a los de García Carrión, aunque ambos han sido investigado spor pactar precios por Competencia, los productores se van a reunir esta semana,el día 28 en la Mesa de Productores, para analizar los precios y tomar, el próximo viernes, día 29, en la reunión de la Interprofesional las medidas que consideren oportunas.

     Entre las propuestas, destaca especialmente la opción de recurrir a los tribunales, en especial cuando se empiecen a hacer públicos los contratos con la empresa, recordando que puede ser declarado "nulo" si no se ajusta a la ley, tal y como temen, o llegar más lejos y plantear la posibilidad de que este año "no haya vino para la Denominación de Origen Valdepeñas".

     De igual forma, se quejan de que estos precios hayan salido a la luz un 26 de agosto, lo que consideran casi como una especie de chantaje al tener un precio impuesto a estas alturas de campaña, sobre todo porque de forma paralela no se han concretado los contratos, sometiendo " a los roductores a una indefensión".

Un cambio en la cantidad y en la forma de determinar los precios

      El descenso de los precios llega además no sólo en el dinero que se va a pagar de menos, sino en la forma de determinarlos. Así, hasta ahora se pagaba toda la uva tinta al mismo precio, fuera cual fuera su graduación, que el año pasado fue de 52 pesetas de media el kilo, incluyendo dos pesetas por porte, y que ahora se ha dividido en función de la graducación, hasta el punto de pagar 43,6 pesetas para las que tengan más de 13 grados baume y 39,41 para las que no, en el caso de las uvas para la Denominación de Origen.

    Por eso, la Mesa de Productores reclama que se explique este cambio de filosofía a la hora de determinar los precios, sobre todo en un momento en el que existe un mínimo histórico de existencias, cuando paralelamente hay un máximo de ventas.

      Para Francisco Patiño, la justificación de los excedentes de la pasada campaña en Castilla-La Mancha no le valen como "excusa", ya que el cien por cien de la uva tinta va para embotellar en la D.O. y, por eso, "si nos quieren comparar con alguien que lo hagan con la DOCa La Rioja, no con La Mancha, cuya producción va destinada en un 90% a granel".