García Tejerina destaca que la nueva Ley de Montes será fuente de empleo y riqueza rural

0
65

       La Ley quiere respaldar al monte y el medio rural, reactivarlo económicamente gracias a su diversificación, ha resaltado García Tejerina. La ministra ha indicado que el proyecto ha recogido los objetivos del último plan de activación socioeconómica del Gobierno para el medio forestal y también quiere fomentar actividades más allá de las agrícolas, como puedan ser la caza, el corcho, la resina, los piñones, las setas o las castañas, entre otros ámbitos.

     Además, simplifica los instrumentos de gestión y establece una clasificación "más clara y concreta" de los montes.

     Sobre las categorías, ha explicado García-Tejerina, se definen en función de criterios de titularidad -si son públicos o privados- y en función de si cumple funciones de interés general -por su papel frente a la erosión, por contener cabeceras de los ríos, si evitan desprendimientos o cuentan con diversidad ecológica, por ejemplo-.

Una simplificación "enorme" para los montes


     Ha detallado que los montes de utilidad pública deben tener un instrumento de gestión, si bien las comunidades autónomas pueden establecer "modelos tipo" a los que los propietarios privados o públicas puedan adherirse.

     A su juicio, se trata de "una simplificación enorme" que persigue que "los montes tengan un instrumento de gestión y, con ello, hacer un uso mejor de esa riqueza de los montes".

     Entre las grandes novedades, se quiere acabar con la situación actual en la que muchos montes de socios -que ocupan 1,5 millones de hectáreas-, donde alguno de sus propietarios eran personas desconocidas, no pueden ser aprovechados. "Ahora, se habilitará un marco para la gestión el monte, sin necesidad del acuerdo de todos sus propietarios", ha remarcado.

     Según ha apuntado, se crearán las denominadas "sociedades forestales" que permitirán hacer una gestión agrupada de unos bosques que por su dimensión actual no están siendo aprovechados.

Nueva calificación de las infracciones y licencia de caza suprautonómica


     Por otra parte, se establece una nueva clasificación de las infracciones para evitar la tala ilegal, en función de la cuantía económica del daño y del tiempo de recuperación ambiental.

     Habrá una excepcionalidad en el uso o calificación de terrenos quemados para evitar situaciones como que un propietario pueda prender fuego a su finca para evitar una expropiación para la construcción de una autovía que tendría que pasar por ella, algo que podría ocurrir con la antigua ley. ha asegurado García Tejerina.

     En el ámbito cinegético, el Ministerio y las Comunidades Autónomas elaborarán una estrategia nacional de gestión para coordinar asuntos como períodos de veda, reconocimiento de licencias o regular la caza de algunas especies migratorias.

     Por otra parte, el Gobierno trabaja con las comunidades en la creación de licencias de caza de ámbito supraautonómico y, en este sentido, García Tejerina ha avanzado que ya desde la próxima temporada habrá un reconocimiento mutuo de las mismas en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid, Extremadura, Asturias, Galicia y Aragón.

La red de municipios forestales y de Desarrollo Rural aplauden la reforma

    
       Por su parte, l
a Red Española de Municipios Forestales (Remufor) ha aplaudido el proyecto de modificación de la reforma de la Ley de Montes, por simplificar a su juicio la burocracia en la gestión de los bosques e incluir las sociedades forestales mixtas.

      En declaraciones a Efeagro, el presidente de Remufor, Santiago Arévalo, ha considerado esta norma como una "versión mejorada" de la anterior ley, si bien hay aspectos importantes que a su juicio se han quedado fuera.

     Una de las medidas más interesantes para Remufor es la creación de las Sociedades Forestales, para aglutinar a propietarios y maderistas, algo "relevante, pues hay veces que los dueños no pueden hacer por sí solos la gestión forestal".

     Arévalo también ha calificado como muy positiva la simplificación burocrática que introduce la reforma, para evitar la ineficacia de muchos trabajos que se tenían que hacer por los numerosos trámites administrativos.

     Para Remufor, lo "menos positivo" de esta reforma es que no exista una diferenciación clara entre propiedad privada y municipal de los montes y un mayor protagonismo de las entidades locales en la gestión forestal.

     Santiago Arévalo ha precisado que espera que, en el trámite parlamentario que debe seguir la reforma, se puedan modificar estos aspectos. Remufor es una red que aglutina a más de un centenar de municipios de diez comunidades autónomas.

     Por su parte, el secretario general de la Red Estatal de Desarrollo Rural (Reder), Felipe González de Canales, ha considerado positiva esta nueva regulación para ayudar a revertir los "problemas de rentabilidad de los bosques" y fomentar la diversificación económica de los mismos con productos alternativos a la madera.

     González de Canales ha recordado que los montes son un eje fundamental para la sostenibilidad del territorio, que debe integrarse en los programas Leader de desarrollo rural.