García Tejerina explicará este lunes la tibia y lenta postura de la UE ante el veto ruso

0
8

      El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ya instó a la adopción de medidas urgentes de carácter retroactivo para evitar perturbaciones en los mercados provocados por el veto ruso y expresó su preocupación por su repercusión en sectores como el de las frutas y hortalizas, que ya atraviesa una difícil situación.

     La Comisión Europea (CE) anunció tras el Comité de Gestión que prepara para la próxima semana más medidas, con prioridad para las frutas y verduras perecederas, en una acción "proporcionada y rentable", y los ministros de Agricultura comunitarios han sido convocados a un consejo extraordinario el próximo 5 de septiembre en Bruselas.

     Destacó la CE que aún necesitan información más detallada para evaluar completamente la situación del mercado para las frutas, verduras, lácteos y carne, y que considerará próximamente medidas para los productos de origen animal.

     El impacto del embargo ruso en la Unión se estima en unos 5.252 millones de euros y en 338 millones para España, según los datos de exportación de 2013.

     El jueves, Rusia anunció una modificación de la lista de alimentos occidentales que ha prohibido, de forma que permita el ingreso de materia prima como leche sin lactosa, productos para diabéticos y alérgicos, algunos aditivos y semillas y alevines para acuicultura".

Una reunión tensa ante el enfado por la falta de acciones


       Será un encuentro que puede ser más tenso de la esperado, ya que algunas organizaciones y cooperativas no están muy satisfechas de como se está llevando este asunto por parte de la UE. Así, FEPEX considera que la falta de concreción de las medidas excepcionales anunciadas por el Comisario Ciolos el pasado día 11 y que deben ser de aplicación desde ese mismo día, ampliadas a otros productos según el comunicado emitido
por la Comisión Europea, dificulta la gestión de los excedentes que deben ser retirados para recuperar el equilibrio de los mercados.

      Por ello FEPEX considera prioritario que por parte de la Comisión Europea se concrete de la forma más inmediata posible el contenido básico de las medidas de gestión de crisis, es decir, precios de intervención, volúmenes y disponibilidades financieras, colectivos que pueden acceder a la intervención, destino admitido de los excedentes, productos incluidos y entrada en vigor de las medidas. El conocimiento de estas variables permitiría realizar una gestión inmediata para superar las perturbaciones actuales del mercado y reducir el coste de la crisis.

      FEPEX ha reiterado que la aplicación urgente de estas medidas tiene un coste presupuestario plenamente justificado y relativamente bajo en comparación con las graves consecuencias económicas que está provocando cualquier retraso en la aplicación inmediata de medidas excepcionales, considerando el deterioro progresivo de los mercados y la pérdida creciente de renta que la situación está causando a los productores comunitarios.

      Por su parte, el secretario de Relaciones Internacionales de UPA, José Manuel Roche, se ha mostrado "sorprendido" porque mantiene que en la reunión del Comité de Gestión extraordinario celebrado  en Bruselas "no se han tomado medidas" frente al embargo ruso.

     En ese sentido, ha añadido que la UE muestra una "dejadez total" hacia el sector agrario, "que está pasando por una situación que la comparo con la E.coli de 2011" Además, ha añadido que no entiende "cómo ante una situación grave" no se han adoptado medidas.

      Según Roche, ya se está produciendo una bajada "brutal" de los precios en la fruta de hueso y ha aventurado que este efecto se puede trasladar a otros sectores "en las próximas semanas" si no se "toman ya decisiones".