García Tejerina insiste que lucha para atenuar el alza de los costes de la energía en el regadío

0
5

     Según ha indicado García Tejerina en el acto, donde se guardó un minuto de silencio por el asesinato de la presienta de la Diputación de León, el Ministerio ha tenido que superar, al menos, dos grandes desafíos en su labor de apoyo al sector del regadío. Así, para cumplir con los compromisos adquiridos con la Unión Europea en materia de agua, “este Gobierno ha tenido que hacer un esfuerzo titánico para cerrar la primera fase de la planificación hidrológica, atendiendo las diferentes demandas y, entre ellas, las de la agricultura de regadío”, ha precisado. 

    En este sentido, la ministra ha recordado que en estos dos años de legislatura se han aprobado 17 planes de cuenta, y los restantes que son responsabilidad del Gobierno (Júcar y Segura) ya han sido informados favorablemente por el Consejo Nacional del Agua y se aprobarán en breve plazo.

Un gran esfuerzo para el sector gracias a la negociación de la PAC

      García Tejerina ha subrayado la importancia de esta labor, ya que sin este trabajo “no habría sido posible seguir utilizando fondos comunitarios como los dedicados al desarrollo rural (Feader) en las inversiones en regadío. Precisamente, ha recalcado, “el segundo desafío del Gobierno ha sido disponer de los fondos necesarios para contar con un regadío todavía más competitivo y moderno”.

     De esta forma, la ministra ha apuntado cómo en las negociaciones de la reforma de la PAC, “este Gobierno ha logrado que las inversiones necesarias para los proyectos de transformación y modernización del regadío español puedan financiarse con fondos comunitarios, mediante el manejo sostenible de los recursos naturales y, entre ellos, el agua”. 

    Además, “hemos conseguido introducir requisitos que se adaptan a las necesidades de nuestro regadío”, lo que va a permitir la financiación de proyectos de regulación, eficiencia energética, utilización de aguas regeneradas, mejora de gestión y de ahorro de agua.

Busca soluciones a la tarifa eléctrica pero impulsa las centrales de compra

    Por otra parte, Isabel García Tejerina ha subrayado que los regadíos españoles se encuentran entre los más innovadores del mundo, gracias al impulso dado por el ministro Arias Cañete al Plan Nacional de Regadíos, el proyecto de regadíos “más ambicioso que se ha diseñado en España” y que ha supuesto ya la modernización de 1.490.000 hectáreas, con una inversión de 4.000 millones de euros.

    En el ámbito de la energía, la ministra ha asegurado que el Ministerio es “plenamente consciente” del problema derivado de la supresión de la tarifa especial para regantes establecida en el año 2008. Por ello, “estamos trabajando con FENACORE y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para atenuar el alza de los costes de la energía en el regadío, porque es un sector vital para la economía española”, ha recalcado.

    El objetivo, ha añadido, es encontrar una fórmula que permita a los regadíos contar con un contrato de suministro adaptado a su tipo específico de consumo. Mientras tanto, García Tejerina considera fundamental que los regantes prosigan con la constitución de centrales de compra que permitan generar un ahorro muy sustancial de la factura anual.

Estrategia nacional de regadíos

    Al mismo tiempo, García Tejerina ha subrayado la importancia que tiene para el sector los programas de desarrollo rural para el periodo 2014-2020. En este sentido, la ministra ha adelantado que su Departamento y las Comunidades Autónomas trabajan en la elaboración de un marco nacional que fije las condiciones generales comunes para los distintos programas autonómicos.

    Según ha aclarado, en este marco nacional se ha contemplado incluir las nuevas transformaciones en regadío que se declaren de interés general y que estén integradas en planes coordinados de obras. Para ello, se está elaborando una Estrategia Nacional de Regadíos, con los objetivos principales de generar empleo y riqueza; incrementar la eficiencia en el uso del agua y la energía y el respeto al medio ambiente; conseguir una financiación eficiente y mejorar el marco normativo y de la gobernanza institucional.

     También ha adelantado que este trabajo deberá ser refrendado en la próxima Conferencia Sectorial, para comenzar después el proceso de aprobación por la Comisión. Así, “podremos enfrentar los grandes retos de la gestión de este recurso escaso que es el agua, haciendo un uso lo más eficiente posible, tanto desde el punto de vista de la producción obtenida como de la energía consumida en su utilización”, ha concluido.