García Tejerina justifica el recorte de la PAC en Andalucía pero no convence a la Junta

0
6

     La secretaria general de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina, ha asegurado que “los intereses de los agricultores y ganaderos andaluces están salvaguardados con la reforma de la Política Agraria Común, ya que tienen garantizados su mismo nivel de apoyo a las rentas hasta 2020”. También ha recalcado que Andalucía seguirá siendo la principal perceptora de fondos, tanto en ayudas directas, como de desarrollo rural.

   Asimismo, García Tejerina ha reiterado que, tras las decisiones tomadas por la Conferencia Sectorial de Agricultura, “el punto de partida es extraordinario para Andalucía y la evolución futura dependerá de la gestión que la Junta haga de los importantes fondos que va a gestionar en adelante”.

Recuerda el apoyo andaluz en las negociaciones

   La Secretaria General ha recordado cómo en octubre de 2011, la Comisión Europea hizo una propuesta de reforma, inspirada en propuestas del anterior gobierno socialista, que perjudicaba claramente al campo andaluz. Sin embargo, ha añadido, este Gobierno consiguió para España un presupuesto de 47.000 millones de euros, cuya principal partida irá destinada a Andalucía. Además, le dio la vuelta a la iniciativa de la Comisión, evitó la tasa plana y la ampliación de las hectáreas elegibles y, en definitiva, consiguió una reforma “que verdaderamente permite dar viabilidad a  todos los sectores andaluces en el futuro”.

    En este sentido, García Tejerina ha recordado que la Junta de Andalucía ha apoyado la inmensa mayoría de las decisiones adoptadas para negociar la reforma. “La Junta de Andalucía apoyó la posición común que sirvió de base para defender los intereses y la modificación de la propuesta de la Comisión; apoyó las decisiones de la Conferencia Sectorial de julio de 2013 para la aplicación de la PAC en España; y ahora ha apoyado la mayor parte de las decisiones que se han tomado en la Conferencia Sectorial”, ha remarcado.

   A este respecto, la Secretaria General ha asegurado que lo acordado  “garantiza que Andalucía va a mantener los apoyos a la agricultura y la ganadería hasta 2020”. Ahora, una vez consolidadas las cantidades que va a percibir, “toda pérdida de la renta de los agricultores sólo será imputable a la gestión de la Junta de Andalucía”, ha agregado.

Es junto a Extremadura la única con todos los sectores con ayudas acopladas

Asimismo, sobre los acuerdos alcanzados en el primer pilar de la PAC, García Tejerina ha señalado otros aspectos que benefician a los agricultores y ganaderos andaluces, como el modelo de regionalización y el destino de las ayudas acopladas.

    De hecho, “Andalucía y Extremadura son las dos únicas Comunidades Autónomas que tienen todos los sectores a los que se les ha concedido ayudas acopladas”, ha indicado. También ha apuntado que Andalucía se va a beneficiar del régimen específico para pequeños agricultores, aquellos que cobran menos de 1.250 euros y suponen en torno al 40% de los perceptores andaluces.

    La secretaria general ha explicado que el Gobierno ha logrado que el olivar sea el gran beneficiado porque, a pesar de que no tiene unas ayudas asociadas complementarias, “el modelo de regionalización, apoyado por la Junta de Andalucía y aplaudido por las organizaciones profesionales agrarias andaluzas, preserva la ficha financiera para el olivar andaluz, con más de 900 millones de euros, además de tener el pago por greening sin ninguna obligación adicional”. 

    En relación con el reparto de los fondos de desarrollo rural, la Secretaria General de Agricultura ha recordado cómo en el periodo 2007-2013 el gobierno anterior hizo una propuesta de reparto de fondos sin ningún criterio objetivo, “sesgado y discriminatorio”.

Las explicaciones no convencen a la Junta andaluza

    La consejera andaluza de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural Elena Víboras, ha expresado ho"el enfado y la decepción" del Gobierno andaluz ante el reparto de los fondos de la Política Agraria Común (PAC), en el que, ha asegurado, "Andalucía es la única que pierde".

    Víboras ha dicho a los periodistas que el reparto de esos fondos ha sido efectuado con "criterios puramente políticos" y ha acusado al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, de haber beneficiado a las comunidades gobernadas por su partido.

    "Han maltratado a Andalucía", ha asegurado Víboras al confesar su sensación de que le "han tomado el pelo", porque mientras los representantes de la Junta se tomaban en serio la negociación y la afrontaban con buena voluntad "ya esta todo decidido y se había distribuido el dinero entre las comunidades autónomas".

    Sólo en el apartado de Desarrollo Rural, ha destacado Víboras, Andalucía pierde un 10 por ciento, lo que suponen 212 millones de euros menos, de los 2.118 que le correspondieron en el último periodo.

    Víboras ha asegurado que el resto de las comunidades autónomas o siguen igual o han salido ganando, y ha distribuido un cuadrante con el reparto de los fondos de Desarrollo Rural en el que, por ejemplo, Baleares obtiene un 27,4 por ciento más, Cantabria un 21,6 por ciento más y la comunidad Valenciana un 15,6 por ciento más.

    La consejera aseguró  que el acuerdo sobre la aplicación de la PAC supondrá una reducción de fondos para Andalucía de 418 millones de euros entre 2015 y 2020, de los que 212 millones corresponden a pérdidas para programas del desarrollo rural y 160 millones en pagos directos.

UGT Andalucía: 100.000 trabajadores podrían perder el empleo

    Por su parte, la federación de industrias y trabajadores agrarios de UGT-Andalucía calcula que unos 100.000 trabajadores agrarios andaluces podrían quedarse sin empleo por el recorte de fondos de la nueva reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC).

    En un comunicado Pedro Marcos, secretario de dicha federación de UGT-A, ha denunciado que Andalucía es la gran perjudicada en el reparto de los fondos de la PAC hasta 2020 mientras que las comunidades menos afectadas son las del Partido Popular.

    "Es vergonzosa la posición del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, con la zanahoria en España y el palo en Bruselas", ha denunciado el dirigente sindical. Según las estimaciones del sindicato, se podrían perder un 20 % de los empleos en el campo.

    En Andalucía hay unos 500.000 trabajadores agrarios, un 30 % del total de toda España, sin embargo ha lamentado que esto no se haya tenido "suficientemente en cuenta en Bruselas para evitar esta catástrofe". Ha subrayado que el sector agroalimentario es uno de los motores económicos de Andalucía.

    Marcos ha exigido al Gobierno que aplique índices correctores porque la UE permite que cada país pueda distribuir las ayudas como considere para que la "pérdida sea más equitativa para todos y no volcarla toda en Andalucía".