García Tejerina se estrena en la UE pidiendo protección para los cítricos españoles

0
2

     Además, debatirá con sus homólogos sobre un informe de la Comisión Europea (CE) que aboga por fomentar el uso de productos fitosanitarios -destinados a evitar plagas y enfermedades- en los cultivos menores, plantaciones que abundan en España y enfrentan dificultades para protegerse de estas amenazas.

     En cuanto a los cítricos, la petición presentada por España explica que el asentamiento de la "mancha negra" en las plantaciones del país "tendría graves consecuencias y afectaría de forma muy negativa a la rentabilidad de nuestras explotaciones".

Acabar con los incumplientos de la UE a sus propias medidas


     El texto recuerda que durante la campaña de importación 2013 se produjeron reiteradas interceptaciones de cítricos importados de Sudáfrica infectados con esa plaga, si bien no fue hasta noviembre, con la campaña casi terminada, cuando "el Comité Permanente de Sanidad vegetal aprobó medidas de salvaguardia limitando las importaciones".

     En febrero pasado la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA) explicó que existe el riesgo de que el patógeno, extinto en la UE, entre a través de las importaciones y se asiente en las zonas productoras, al tiempo que reconoció que la única vía de prevención es controlando su paso a través de las fronteras.

     Por ello, España considera necesario que se refuercen los sistemas de control tanto en la salida como en la llegada de estos productos, poniendo especial atención a las formas latentes de la enfermedad y que, en caso de que se compruebe que el país exportador ha incumplido las garantías ofrecidas, se puedan cerrar cautelarmente las importaciones.

     La delegación española considera que la CE "no avanza como debería" a la hora de plantear estas medidas debido en gran parte a que ciertos países, especialmente Reino Unido, tienen potentes industrias asociadas al mercado de los cítricos que desean proteger, según fuentes comunitarias.

Fondo para usos fitosanitarios en los cultivos menores


      En otro orden de cosas, los ministros de Agricultura de los Veintiocho abordarán un informe de la CE que propone crear un fondo para fomentar el uso de productos fitosanitarios en los cultivos menores.

     A día de hoy estos químicos están sujetos a una estricta regulación para garantizar que su uso sobre los cultivos no genera riesgos para la salud, lo que obliga a que pasen un proceso de autorización largo, complicado y costoso.

     Este trámite con frecuencia no resulta rentable para comercializar un fitosanitario que vaya a usarse solo en cultivos menores, por lo que estos gozan de menos protección.

     El problema afecta especialmente a los países del sur de Europa, entre ellos España, donde hay mayor diversidad de cultivos y también de patógenos que puedan afectarles.

     Estas plantaciones generan 70.000 millones de euros al año, un 22% del valor total de la producción vegetal, pero las dificultades para luchar contra las plagas hacen que se pierdan 1.000 millones de euros anuales, según la CE.

     Para evitarlo, Bruselas propone crear un fondo que cuente con 350.000 euros al año, según las primeras estimaciones, para coordinar las acciones nacionales que cada Estado toma en la materia (como extender los productos autorizados en un país automáticamente a otro, por ejemplo) para mejorar sus defensas y reducir costes.