Gas Natural construye en México su primer parque eólico en América Latina

0
6

Actualmente, Gas Natural tiene un parque de generación eléctrica en  Latinoamérica que suma 2.580 megavatios, a los que se añadirán en 2014 los 234 megavatios de este parque eólico, cuya capacidad de producción  casi llega a 750 gigavatios hora netos al año de energía

     Además, la compañía española, cuyos principales accionistas son La Caixa y  Repsol, comenzó en junio del año pasado la construcción de la central  hidroeléctrica de Torito, en Costa Rica.

    Como en el caso del parque eólico de México, está previsto que esta central hidroeléctrica, la segunda de Gas Natural en ese país, entre en funcionamiento en 2014, si bien su potencia instalada es de 50 megavatios, y la inversión se acerca en este caso a 100 millones.

    Ambas inversiones revelan la apuesta de la compañía española por Latinoamérica, una región en la que las inversiones de Gas Natural Fenosa crecen año a año.

    La construcción de este parque eólico en el sur de México consolida a Gas Natural Fenosa como la única empresa con participación en distribución de gas natural y generación eléctrica en el país y una de las principales empresas privadas del sector energético.

    En distribución de gas natural, Gas Natural es el principal operador del país, ya que está presente en ocho estados, incluyendo la capital,  México D.F., mientras que es también uno de los principales productores privados de energía eléctrica, ya que cuenta con 2.035 MW de potencia en generación a través de centrales de ciclocombinado, alimentadas por gas natural

     En energía eólica, México suma actualmente una potencia instalada en operación de 1.287 megavatios y tiene 1.100 más en construcción, por lo que una vez culmine ese parque eólico la compañía  con sede en Barcelona será uno de los mayores operadores.

    En términos medioambientales, el parque eólico mexicano, el primero de la  multinacional en Latinoamérica, evitará la emisión de 420.000 toneladas  de dióxido de carbono al año, el equivalente a dejar de consumir 172  millones de litros de gasolina al año.