Geólogos de 20 países visitan las huellas fósiles del Parque Nacional de Cabañeros

0
5

MARM.-El programa del Seminario incluye el estudio in situ de la estratigrafía y paleontología ordovícica en la Península Ibérica, que corresponde al segundo periodo de la era paleozoica, hace cerca de 500 de años

Cabañeros tiene numerosos enclaves de elevado interés geológico, como el valle del río Estena, donde se localizan tres “geositios” que forman parte del Patrimonio Geológico Español con rango internacional

Expertos en geología y paleontología procedentes de una veintena de países visitan hoy distintos lugares de interés geológico del Parque Nacional de Cabañeros, en el marco de la colaboración entre el Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN) y el 11º Simposio Internacional del Sistema Ordovícico, que se celebra en la Universidad de Alcalá de Henares del 9 al 13 de mayo.

Dicho programa incluye varias visitas en Portugal y España, en las provincias de Ciudad Real, Guadalajara y Teruel, para el estudio in situ de la estratigrafía y paleontología ordovícica en la Península Ibérica, que corresponde al segundo periodo de la era paleozoica, desde los 500 a los 440 millones de años.

Durante la visita a Cabañeros se recorrerá la sección del río Estena, donde se localizan importantes huellas fósiles de galerías excavadas por invertebrados gigantes. También se visitarán zonas de alto interés geológico, con estratos fosilíferos de los periodos Cámbrico y Ordovícico de la era Paleozoica.

En este aspecto geológico, el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, dentro de su programa de fomento de la investigación en la Red de Parques Nacionales financió uno de los trabajos más significativos a escala nacional e internacional sobre geología y paleontología llevados a cabo en la zona, con el resultado del descubrimiento y catalogación de yacimientos cambro-ordovícicos en Cabañeros en 2009.

El Parque Nacional de Cabañeros, que ocupa una extensión de 40.856 hectáreas entre las provincias de Ciudad Real y Toledo, debe su nombre a las chozas utilizadas tradicionalmente por pastores y carboneros como refugio temporal de sus labores en el campo, principalmente la extracción de carbón vegetal, el pastoreo y la agricultura de subsistencia. Estas cabañas tenían forma cónica y se techaban utilizando vegetación del entorno, principalmente jaras y juncos.

El paisaje del Parque Nacional de Cabañeros está formado por extensas rañas (terrenos de monte bajo) con pastos estacionales que ofrecen alimento a un gran número de animales. Las sierras y macizos cubiertos de bosque y matorral mediterráneo dan cobijo a una importante variedad de aves y mamíferos, destacando la presencia de las águilas imperial y real, el buitre negro, el ciervo, el corzo y el jabalí.

Asimismo, el Parque tiene numerosos enclaves de elevado interés geológico, como el valle del río Estena, donde se localizan tres “geositios” que forman parte del Patrimonio Geológico Español con rango internacional, como son la llamada Discordancia Toledánica, los yacimientos de huellas fósiles de gusanos gigantes, y las congregaciones icnológicas de artrópodos.

Con el fin de divulgar el gran valor geológico de estas zonas, el Parque Nacional de Cabañeros, en colaboración con el CSIC, la Universidad Complutense y el Museo Geominero del IGME, ha diseñado itinerarios geológicos, como la geo-ruta del Boquerón del Estena, en cuyo recorrido se puede apreciar afloramientos rocosos y estratos fosilíferos que testimonian el pasado marino de la Península Ibérica.