Gobierno aprueba el Proyecto de Ley de fomento de la integración cooperativa

0
4

   Hay cerca de 4.000 cooperativas en España -con más de 1.000.000 de socios, una facturación de 18.797 millones de euros en 2012 y dan empleo directo a 100.000 trabajadores-, pero hoy ninguna figura entre las veinticinco más grandes de la Unión Europea (UE).

    La cadena agroalimentaria española "presenta una asimetría que debe ser corregida mediante la puesta en marcha de políticas e instrumentos legislativos que mejoren la estructura comercializadora", ha añadido el Ministerio.

    El proyecto de ley quiere contribuir así a la mejora de la renta de los productores agrarios integrados en las entidades asociativas.

    Entre los instrumentos que pretende crear el Gobierno con la nueva normativa destaca la figura de "Entidad Asociativa Prioritaria", de ámbito supraautonómico y "con suficiente capacidad y dimensión, para mejorar su estrategia empresarial y contribuir al incremento de la eficiencia y rentabilidad de dichas entidades".

    El Gobierno articulará, además, un "Plan Estatal de Integración Cooperativa" para coordinar las políticas de fomento asociativo del Ministerio con las comunidades autónomas, en colaboración con el sector, "con el fin de aunar esfuerzos y eliminar las medidas que puedan conducir a la dispersión de la oferta".

    Se modificarán la Ley 27/1999 de Cooperativas y la Ley 20/1990, sobre régimen fiscal de las Cooperativas para facilitar el desarrollo del sector cooperativo en España, mediante la ampliación de "sus fines y actividades", lo que supone una revisión de su regulación básica, tanto de índole sustantivo como fiscal.

    Con el actual proyecto de ley "se impulsa un modelo cooperativo empresarial, profesionalizado, generador de valor y con dimensión relevante" y se contribuirá a "la sostenibilidad del sector agroalimentario español y, especialmente, al mantenimiento y desarrollo de la economía del medio rural", ha añadido.

 

 

Satisfacción de Cooperativas

   Cooperativas Agro-alimentarias ha mostrado su "satisfacción" por la aprobación que afecta a ésta y otras entidades y que recoge algunas de sus demandas históricas, como favorecer los procesos de fusiones suprautonómicas.

    Así lo ha valorado a Efeagro el subdirector de Cooperativas Agro-alimentarias, Agustín Herrero, quien ha subrayado que ahora ven "convertido en texto legal una reivindicación de este sector durante mucho tiempo", una legislación -detalla- que fomentará la integración comercial y la dimensión de estas empresas agropecuarias como agentes "más determinantes" en los mercados ya "globales". No obstante, ha precisado que intentarán contribuir con algunas mejoras al anteproyecto de ley durante su tramitación parlamentaria.

    También quieren las cooperativas que el proyecto, cuando se transforme en ley, no sólo sea un revulsivo legislativo para apoyar la integración comercial de estas entidades, sino también funcione como un "potente mensaje político" a las comunidades autónomas para que "actúen de forma similar" en sus respectivos ámbitos territoriales.

    Ha recordado que esta legislación sólo podrá afectar a cooperativas que actúen en varias regiones y es en esos casos donde quedarían bajo la competencia de cada autonomía concreta.

    "Deberían legislar en la misma línea" para garantizar avances en el "dimensionamiento" empresarial y en la defensa de los intereses y las rentas de los agricultores y ganaderos socios.

    También han reivindicado las cooperativas que el nuevo marco legislativo garantice en su redacción final que estas entidades puedan participar sin discriminación en otras actividades de negocio que puedan surgir en el medio rural, y no sólo las agropecuarias.

    En su opinión, las cooperativas agrícolas deberían tener derecho a operar -sin necesidad como hasta ahora ocurre de tener que crear sociedades mercantiles distintas- en el negocio de las energías -como las renovables-, servicios al medio rural, paisajismo y conservación de recursos, actividades turísticas, venta de carburantes sin límites para los no socios u otros.

   Además, han recordado, tributarían de la misma manera que el resto de empresas que operan en este ámbito de actuación, "sin ventajas".