Gobierno de Aragón y Diputación de Teruel colaboran para prevenir incendios

0
11

EFE.- Con este convenio se pretende reducir la carga de combustible y prevenir incendios forestales, manteniendo las condiciones idóneas en áreas de cortafuegos y fajas auxiliares, gracias a la eliminación de la vegetación herbácea y arbustiva mediante el empleo de la ganadería, combinada o no con tratamientos manuales o mecanizados, según ha informado hoy el Ejecutivo autonómico.

En concreto, 15 ganaderos realizan labores de pastoreo en cerca de 600 hectáreas de cortafuegos situadas en doce municipios de las Comarcas Cuencas Mineras, Gúdar-Javalambre, Jiloca, Maestrazgo, Matarraña y Sierra de Albarracín.

La incorporación del pastoreo permite, además, fijar población en el medio rural turolense a través del mantenimiento de las actividades del ganado ovino, bovino, caprino y equino.

El director general de Gestión Forestal de Aragón, Roque Vicente, y el vicepresidente de la Diputación de Teruel, Fernando Abril, han conocido el trabajo que se realiza en las explotaciones “Ganados Loriz” y “Fabián Izquierdo”, situadas en Allepuz y en Alcalá de la Selva respectivamente.

Vicente ha explicado que las 600 hectáreas de superficie se distribuyen en los términos municipales de Albarracín, Alcalá de la Selva, Allepuz, Bezas, Cantavieja, La Ginebrosa, Monroyo, Segura de Baños, Torre de Arcas, Torrecilla del Rebollar, Valderrobres y Villanueva del Rebollar.

Asimismo, ha señalado que el departamento ha determinado las condiciones técnicas que deben de cumplir y será el encargado de realizar el seguimiento y certificación del pastoreo efectivo en las zonas asignadas a cada rebaño.

Vicente ha subrayado que los ganaderos “ya realizan labores de pastoreo en las zonas determinadas” y ha asegurado que “con un verano tan seco como éste, la eliminación de esta vegetación en áreas de cortafuego va a ser fundamental en la prevención de incendios forestales”.

La Diputación de Teruel, por su parte, ha seleccionado los ganaderos que realizan las labores de pastoreo y, posteriormente, llevará a cabo el pago de las actuaciones previstas.

A esta primera intervención se sumará una segunda en áreas de cortafuegos con aprovechamiento de pastos, para la que se está realizando una selección de ganaderos que podrán acceder a 1.228 hectáreas.