Gobierno destaca las mejoras fiscales para olivareros, floricultores o ganaderos

0
3

    El plazo para la presentación de la declaración del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) 2012 comenzó el 24 de abril para las telemáticas; y arrancará el 6 de mayo para el resto y todas ellas podrán acogerse al ajuste de presión fiscal al campo.

     Las reducciones de módulos se traducen en una disminución proporcional de la base imponible derivada de los rendimientos de la actividad y, por tanto, del resultado de la declaración del IRPF.

     El régimen de estimación objetiva agraria (o de módulos) del IRPF es el utilizado de manera mayoritaria entre los agricultores y ganaderos, con más de un millón de declarantes, según el Magrama.

    Las reducciones establecidas con carácter nacional para la declaración de la Renta 2012 de los agricultores y ganaderos, son, para productos del olivo: de 0,32 a 0,18 (-44%); para flores y plantas ornamentales: de 0,32 a 0,22 (-30%); para el bovino de leche: de 0,32 a 0,16 (-50 %); cunicultura: de 0,13 a 0,07 (-50%); ovino y caprino de leche: de 0,26 a 0,18 (-30%); y ovino y caprino de carne extensivos: de 0,13 a 0,09 (-30%).

     Para el porcino de cría extensivo en zonas productoras: de 0,26 a 0,18 (-30%); porcino de carne extensivo (en las zonas productoras): de 0,13 a 0,09 (- 30%); apicultura: de 0,26 a 0,20 (-23%)

     El índice corrector por piensos adquiridos a terceros, aplicable cuando se adquieren fuera de la explotación piensos y otros productos que supongan más del 50% del importe de los consumidos, se reduce, excepcionalmente, a 0,65 para todas las actividades ganaderas (incluyendo las explotaciones intensivas de ganado porcino de carne y avicultura y las de bovino de carne).

     En el actual contexto de altos precios de los productos de alimentación animal, esta reducción permitirá por tanto disminuir en un 35 % la base imponible de todas las explotaciones que utilicen mayoritariamente piensos adquiridos.

     La principal incidencia climática del año 2012 ha sido la sequía que, originada por la falta de precipitaciones desde el mes de septiembre de 2011 hasta abril de 2012 en gran parte del país, ha ocasionado graves pérdidas, tanto en el sector ganadero, por agotamiento de pastos, como en cultivos de invierno, añade.

     En consecuencia, la orden incluye importantes reducciones en cereales, leguminosas y oleaginosas, ha puntualizado.

     En el caso de los cereales, se han efectuado minoraciones del índice en la totalidad de las comunidades autónomas de Andalucía y Extremadura, y en gran parte de ambas Castillas y Aragón.

     Otras adversidades destacadas ocurridas en 2012 fueron las heladas del mes de febrero y los pedriscos e inundaciones.

     Por lo que respecta a los efectos de las heladas de febrero, se han fijado reducciones para los frutos cítricos en Andalucía y en todas las regiones productoras del arco mediterráneo, así como para las producciones subtropicales (fundamentalmente aguacate).

     Como consecuencia de las inundaciones se han fijado fuertes reducciones del módulo en las zonas afectadas de Murcia, Almería y Málaga en las producciones agrarias afectadas.

     Por otra parte, la orden ministerial EHA/3257/2011, de 21 de noviembre, establece en su disposición adicional primera una reducción de un 5 % del rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva para 2012 y, se estima que puede suponer una reducción anual de alrededor de 150 millones de euros en el rendimiento neto reducido, concluye el Magrama.