Gobierno, industria y la distribución cierran un acuerdo de Productos Lácteos Sostenibles

0
23

   El acuerdo, que ha sido suscrito esta mañana en la sede del Ministerio, ha contado con la rúbrica de 14 industrias lácteas y 9 empresas de la distribución: ACES, Alimentos Lácteos S.A., Alcampo, CAPSA, Carrefour, Consum, El Corte Inglés, COVAP, Danone, Día, Eroski, Feiraco Lácteos y Agrupación de Cooperativas Lácteas (Clesa), Grupo Pascual, Industrias Lácteas Asturianas, Iparlat; Lactalis, Lácteas García Baquero, Lidl, Mantequerías Arias, Mercadona; Nestlé y Sociedad Cooperativa Alta Moraña.

    Este Convenio tiene como principal objetivo evitar la destrucción de valor de la leche, por depreciación del producto, a lo largo de toda la cadena, y lograr de esta forma una mejora de las condiciones operativas de todos los agentes que intervienen en cada una de las fases del proceso de suministro, sin que esto vaya en detrimento del consumidor.

    Así, el acuerdo persigue mejorar la percepción del consumidor de los productos lácteos como productos de alto valor nutritivo y calidad, mediante los instrumentos promocionales adecuados, y garantizar la sostenibilidad a largo plazo del sector. Para ello, las empresas situarán en los envases un logotipo del Programa “Productos Lácteos Sostenibles”, que identificarán el origen español de la leche.

    Mediante la suscripción de este Convenio, los firmantes expresan su voluntad de sostener al sector lácteo, considerado como estratégico para España, y que se encuentra en estos momentos en el límite de su sostenibilidad debido a los problemas estructurales que se han agravado por el incremento de los costes de producción y elaboración, que no son compensados por el valor obtenido por los productos.

    A este problema se suma la falta de integración de los productores y las propias limitaciones estructurales de las industrias, a lo que hay que añadir la existencia de unos márgenes muy comprimidos en todos los eslabones de la cadena. Todo esto ha ido provocando una falta de percepción del valor que aporta el esfuerzo del conjunto de la cadena de la leche al consumidor final, lo que exige una reorientación estratégica.

    Asimismo, con objeto de sentar las bases para la ordenación del sector, el Ministerio ha puesto en marcha el Real Decreto Lácteo, que contempla el establecimiento de los contratos de compra de la leche por las industrias a los ganaderos, la creación de las Organizaciones de Productores de Leche para la concentración de la oferta de leche producida, y la transparencia y seguridad jurídica de las transacciones.

    En este sentido, el pasado 28 de septiembre se firmó un Convenio de Colaboración, promovido por el Ministerio junto con una parte importante de ganaderos, industria y distribución, orientado a mejorar la información y transparencia del sector. Desde su entrada en vigor, se han podido constatar importantes avances en dichos ámbitos.

OPL pide medidas legislativas

   

     Por su pare, la Organización de Productores de Leche (OPL) ha mostrado sus “reservas” sobre el convenio de “Productos Lácteos Sostenibles” , al considerar que es importante identificar el origen español de la leche, tal como sugiere el convenio, pero para ello “no nos podemos fiar de la simple palabra de la industria y la distribución, que en otras ocasiones ya ha fallado, sino que hay que poner en marcha las medidas legislativas necesarias para introducir la figura de un veterinario en las industrias con planta de transformación en España, para que controle tanto la procedencia de la leche que se envasa como su calidad”, según declaraciones del secretario ejecutivo de OPL, Fernando Sainz de la Maza.

    Por otro lado, OPL lamenta que sea necesaria la intervención de la Administración para que tanto las industrias como la distribución “hagan un paso en defensa de la eficiencia de la cadena láctea”. Y reclama a la Administración que la inclusión del logotipo “Producto Lácteo Sostenible” en el envase sea vinculante, tanto para la industria como la distribución, para demostrar un trato “sostenible” de la cadena de valor, entendiendo como tal no solo un precio en origen que permita cubrir los costes de producción, sino también la ética en las prácticas comerciales.

     Finalmente, la Organización reclama una mesa de negociación entre productores, industriales y distribución, en el seno de la Interprofesional Láctea, INLAC, que cuente también con su participación, “dado que representamos legalmente, y así lo hemos demostrado ante los miembros de la Interprofesional y del Ministerio, sin obtener respuesta alguna desde hace cuatro meses, al 9% de la cuota láctea española”, mientras que para entrar en INLAC solo es necesario representar al 5%.