Gobierno, industria y productores se unen para revalorizar la calidad del aceite de oliva

0
18

    En su intervención, Arias Cañete ha comentado que este convenio “es una buena prueba de que unidos se consigue más y se avanza mejor en el desarrollo de un alimento de gran valor y en el fortalecimiento del sector que lo produce, elabora y comercializa”.

   El ministro ha resaltado el valor estratégico del aceite de oliva por sus connotaciones territoriales, económicas, sociales, “y por ser la base de la Dieta Mediterránea”. Para el ministro, los datos de este sector demuestran  la importancia de este producto. Así, en España cuenta con cerca de 2.600.000 hectáreas de olivar y con más de 360.000 explotaciones, con unos 46 millones de jornales de trabajo por campaña.

    También ha indicado que España es líder mundial en superficie (24%), en producción (41%) y en exportación. Además, ha añadido, “nuestro aceite es conocido y consumido en más de 100 países, a los que se dirigen las más de 730.000 toneladas que venimos exportando de media en las últimas seis campañas”. También ha apuntado que en 2012, su valor ascendió a 1.849 millones de euros, lo que sitúa al aceite de oliva en el cuarto lugar entre los productos agroalimentarios exportados.

Medidas de promoción

    Según Arias Cañete, el Convenio suscrito va a permitir incrementar los trabajos específicos sobre calidad y control y potenciar la coordinación de las actuaciones que ya se están desarrollando en materia de información y promoción. En el caso del Ministerio, a través de los trabajos desarrollados en 2013 en el marco de la Unión Europea, con la aprobación de los Reglamentos que han desarrollado normas de comercialización, armonización, cooperación e intercambio de información sobre controles de calidad.

   En el ámbito nacional, se ha establecido la obligación de presentar los aceites de oliva en la hostelería y la restauración en envases etiquetados y provistos de un sistema que evite su reutilización. “Con esta medida nos colocamos a la vanguardia de la Unión Europea, garantizando al consumidor una mejor información”, ha recalcado.

   En materia de promoción, Arias Cañete ha mencionado los Premios a los Mejores Aceites de Oliva Virgen Extra y el Premio Alimentos de España; las semanas específicas sobre este producto, así como los convenios con la Fundación para el Desarrollo de la Dieta Mediterránea y con Paradores, y una mesa específica en el Grupo de Trabajo de Internacionalización del Sector Agroalimentario.

    Al mismo tiempo, el ministro ha destacado los esfuerzos del sector en esta materia, a través de los Programas de Promoción de la Interprofesional del Aceite de Oliva; o del programa comunitario “Original Flavours: The Mediterranean Essence”, en el que participa la DO Baena.

Líneas de actuación del convenio

   Respecto al acuerdo, Arias Cañete ha explicado que el convenio prevé cuatro grandes líneas de actuación. Así, con el objetivo de reforzar la calidad de los aceites de oliva, se va a promover la puesta en marcha de sistemas de autocontrol, con especial atención a la conservación de la calidad en la fase de almacenamiento y distribución. Para ello, se van a elaborar guías de buenas prácticas, consensuadas entre el sector de la producción y el de la distribución. En esta línea, el Ministerio se compromete a reforzar las campañas oficiales para el control de la calidad en todas sus fases. También aportará estudios técnicos sobre la tipificación de los aceites, denominaciones de de venta y el uso de menciones facultativas en el etiquetado. 

    En segundo lugar, el Convenio fija actuaciones de mejora de los procedimientos para la evaluación de la calidad. En este sentido, Arias Cañete ha avanzado que ya se está culminando un convenio con la Junta de Andalucía y la Interprofesional para la búsqueda de un método que complemente al “panel test”, en relación a sus características organolépticas, mejorando la clasificación y control de la calidad de los aceites. Asimismo, el convenio establece el objetivo de garantizar la máxima homogeneidad de los resultados en el funcionamiento de los paneles de catadores.

    De manera complementaria, el acuerdo prevé reforzar la colaboración institucional. Para ello, ha dicho el ministro, el Ministerio promoverá la constitución de una “Mesa de coordinación de la calidad del aceite de oliva”, integrada por la Administración central y autonómica, y en la que podrán participar las asociaciones de la Interprofesional del Aceite de Oliva, los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen y las asociaciones de la distribución.

    Por último, como cuarta gran línea, Arias Cañete se ha referido a la mejora de la colaboración en materia de promoción e información al consumidor. “Se trata de realizar actividades de formación para los consumidores, en puntos de venta y centros educativos, dirigidas a dar a conocer las características, cualidades, tipos y presentaciones de los aceites en el mercado”, ha apuntado.

Reacciones: rechazan que se utilice como producto reclamo…

    El director general de la asociación de cadenas españolas de supermercados ACES, Aurelio del Pino, ha asegurado que es una "falsa acusación" que utilicen el aceite de oliva como producto reclamo para atraer clientes a los establecimientos, pese a las críticas de los productores.

    Del Pino ha afirmado que la distribución comercial, como último eslabón de la cadena de valor, se limita a la venta de aceite y "trata de identificar lo que el consumidor quiere".

    Asimismo, ha remarcado que la distribución comercial apuesta por "un sector primario cada vez más estable, estructurado y competitivo", de manera que "los productos que se pongan en el mercado realmente se hagan de una manera competitiva.

    Y también trabajan -puntualiza- para que el consumidor sea capaz de diferenciar entre los distintos atributos del aceite, "entre los cuales, una parte importante será el precio, y otra será la calidad y el conocimiento del producto".

    Desde la distribución "queremos que el consumidor tenga cada vez mejor información para que tome mejor sus decisiones de compra", detalla.

    En líneas generales, ha remarcado que, gracias al convenio, se elaborarán estudios y análisis conjuntos en los próximos años con la participación de los distintos eslabones de la cadena de valor del aceite de oliva.

    También se impulsarán herramientas conjuntas para la mejora del conocimiento del producto, en formación e información, concluye.

    Los representantes de los oleicultores también han valorado la firma de este convenio para revalorizar el producto en un momento de precios muy bajos, lastrados en su opinión por la utilización del producto como gancho comercial por la distribución comercial.

… y que tenga una mayor seguridad jurídica


     El presidente del Comité Consultivo de la UE de aceite y aceituna de mesa y, a su vez, máximo responsable sectorial de Cooperativas Agro-alimentarias, Rafael Sánchez de Puerta, ha remarcado a preguntas de los periodistas la trascendencia del convenio rubricado hoy para mejorar la calidad del producto y "sobre todo, mejorar la percepción que tienen los consumidores de esa calidad".

    "Que no sea un producto cada vez más banalizado o producto reclamo de la distribución, sino que se vea de verdad la importancia del sector, que lo conozca el consumidor y que desterremos las malas noticias que se refieren a dudas sobre la calidad, muchas veces infundadas", añade De Puerta.

     También ha destacado que el convenio persigue dar seguridad jurídica a las empresas como consecuencia de la subjetividad de los métodos analíticos del aceite -en referencia a los paneles de cata, que establecen las calidades y categorías del producto-.

     Ha recordado que el convenio que rubrica todo el sector refuerza otras iniciativas impulsadas para vertebrarlo, como la prohibición de las aceiteras rellenables en la hostelería, decreto gubernamental que entró en vigor este mismo mes.

     También apuntó otras medidas recientes que se están aplicando desde la UE, como algunos reglamentos que mejoran la información de las etiquetas y los nombres comerciales de las distintas categorías del aceite, "todas ellas encaminadas hacia la mejora de percepción del producto por parte de los consumidores".