Gobierno planea volver a cultivar arroz en finca Bombita comprada por Estado

0
36

EFE.- El Consejo de Ministros autorizó el 12 de junio del 2009 la declaración de utilidad pública y la adquisición de la finca en Deltebre conocida por Mas Bombita, que cuenta con una superficie de 516,62 hectáreas y dos lagunas de unas 192 hectáreas, para su incorporación al dominio público marítimo-terrestre.

Tras pagar hace tres años 9,5 millones por los terrenos y prever una inversión de 14 millones más en la lucha contra la regresión del Delta, ahora, el Estado estudia volver a cultivar arroz por falta de presupuesto, una opción que no comparte el ayuntamiento de Deltebre.

Según ha explicado a Efe el diputado deltebrense del PP en el Congreso, Joan Bertomeu, el Estado no prevé hacer ninguna inversión en la finca de Bombita en los próximos "3 o 4 años" por falta de presupuesto y estudia ahora la posibilidad de que agricultores de la zona vuelven a cultivarla para extraerle rendimiento económico.

"El ministerio, y concretamente los abogados del Estado, estudian cómo se podría hacer. Existe el precedente de Doñana, donde la empresa TRAGSA ha cedido usos a terceros", ha dicho Bertomeu.

Ha añadido que, en el caso de la finca Bombita, "pueden ser jóvenes agricultores, o socios de Arrossaires, que en su día ya hicieron la propuesta de que sus asociados interesados pudieran cultivar esta tierra".

El diputado popular defiende que la finca "en el estado actual en que se encuentra" está causando "perjuicios" porque "conlleva filtraciones de aguas, no se pueden hacer tratamientos puntuales y proliferan los mosquitos cerca de una zona turística como Riumar".

Subraya, por tanto, que habría que encontrar una solución mientras el Ministerio de Medio Ambiente no pueda invertir los 14 millones de euros previstos en el proyecto de actuación contra la regresión del Delta y la recuperación de la finca.

Esta opción, sin embargo, es criticada por el ayuntamiento de Deltebre, cuyo alcalde, Gervasi Aspa, asegura que hace más de un año que no recibe ninguna noticia del Ministerio al respecto de la finca y que no tiene notificación de estas intenciones que barajaría el Estado.

Ligado al plan de actuaciones previsto para actuar en esta finca, y por extensión en las playas de Pals, Bassa de l’Arena y Nen Perdut, con un presupuesto de licitación de 14,5 millones de euros, el Ayuntamiento había previsto para el espacio un ambicioso proyecto turístico, inspirado en el complejo Món Sant Benet.

Aspa asegura que "después de 3 años sin hacer ninguna actuación ni cultivar arroz, la finca está recuperando su estado natural. Hay una gran cantidad de flora y fauna. Sería casi un delito ecológico volver a cultivar esto".

El alcalde ha anunciado que tratará de reunirse en las próximas semanas con el Ministerio de Medio Ambiente para aclarar la situación.