El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha presentado este miércoles 16 el borrador de Plan de Sequía de Baleares que inicia su tramitación y fija medidas de gestión para todos los sectores en función de su consumo, que se mantendrán también cuando no exista escasez “haya o no haya sequía”.

“Siempre pensamos en la sequía cuando tenemos sequía y esta costumbre debe cambiar: la gestión se debe hacer cuando tenemos recursos elevados porque eso nos permitirá afrontar la sequía con garantías”, ha dicho Vidal en un rueda de prensa. “Hemos tenido que correr, con el plan de sequía marcamos las pautas en cada situación”, ha insistido el conseller sobre la sequía actual.

La mejora de las infraestructuras necesarias tendrían un coste estimado en unos 160 millones

Vidal ha recordado que una de las claves para combatir la sequía es extender la red de suministro en Mallorca y hacerla reversible para que pueda abastecer a Palma y al resto de municipios, una mejora de las infraestructuras que tendría un coste estimado en unos 160 millones de euros.

PLAN DE SEQUIA BALEARES 2La Conselleria de Medio Ambiente ha presentado proyectos sobre esas infraestructuras a la comisión que decidirá a qué se destina la recaudación del impuesto turístico y también solicitará financiación al Gobierno central.

Otro de los ejes que fija el plan es que los municipios deberán tener un plan de emergencia de sequía antes de diciembre de 2019 y tendrán 4 años para contar con pozos de reserva y de garantía, de los que en la actualidad carecen la mayoría de ellos, “una situación de riesgo que hay que intentar evitar”, ha dicho Vidal.

La directora general de Recursos Hídricos, Joana Garau, ha justificado la necesidad de cada municipio tenga como mínimo un pozos de reserva o bien de garantía porque para evitar cortes del suministro “has de tener siempre un plan B”.

Propuesta al Consejo Balear del Agua para endurecer el régimen sancionador por infracciones en materia de agua

El conseller ha explicado que en paralelo a este plan de sequía, la Conselleria planteará una propuesta al Consejo Balear del Agua para endurecer el régimen sancionador por infracciones en materia de agua.

PLAN DE SEQUIA BALEARES 4“Presentaremos una propuesta de régimen sancionador que acompañará estas medidas porque queremos que las sanciones sean graduales al impacto que haya tenido sobre el medio y más duras de lo que estamos teniendo ahora”, ha apuntado.

El plan de sequía busca garantizar el suministro de agua a la población con la calidad y cantidad suficiente, evitar los efectos negativos de su escasez sobre el medio ambiente y la actividad económica y definir mecanismos de prevención y detección de los escenarios de sequía, ha resumido el conseller.

El agua disponible en Baleares es de unos 354 hectómetros cúbicos y el principal recurso son aguas subterráneas, un 67 % del total; seguido de desaladas con el 14 % y depuradas con el 17%, ha explicado la directora de Recursos Hídricos, Joana Garau.

El análisis de la demanda actual indica que el principal consumo es el abastecimiento urbano, sobre todo en Ibiza donde supone el 86 %, pero también en Mallorca con el 64,3 %, en Menorca con el 64,8 % y en Formentera llega al 96,7 %.

El plan de sequía fija medidas de planificación y prevención que incluyen pozos de reserva y garantía

El uso agrícola supone el 28,5 % del consumo en Mallorca; el 28,1 % en Menorca; el 9,7 % en Ibiza y el 1,7 % en Formentera. Los campos de golf consumen el 4,3 % del agua en Mallorca, donde el uso industrial supone el 2,8 %.

PLAN DE SEQUIA BALEARES 3Garau ha explicado que el plan se establece que garantizar el suministro urbano es la prioridad, que “es muy importante intensificar el uso eficiente del suministro, también en situaciones normales, de manera que no es asumible tener pérdidas en la red de alrededor de un 30 %” y que en caso de sequía es buena alternativa utilizar los acuíferos como embalse.

El plan de sequía fija medidas de planificación y prevención que incluyen esos planes de gestión municipales y pozos de reserva y garantía, así como que los campos de golf con autorizaciones para extraer aguas subterráneas (hay 3) tengan instalaciones de reutilización en 2 años. También el sector agrícola fomentará a reutilización de agua.

En cuanto a las medidas de mitigación, comienzan en situación de prealerta, con el inicio de uso de agua desalada, restricciones voluntarias y sustitución del riego agrícola de procedencia subterránea por aguas residuales.

En situación de alerta llegará al máximo el uso de agua desalada y habrá restricciones con cortes nocturnos del suministro, limitación del riego de jardines y limpieza de calles y duchas en las playas.

Cuando la sequía llegue a situación de emergencia, se prohibirá el riego de jardines y zonas verdes y deportivas y usos ornamentales y se podrá autorizar temporalmente el cambio de uso de pozos para que suministren a la red.

El borrador se presentará la semana que viene al Consejo Balear del Agua, el proceso de participación empieza el día 22 y posteriormente pasará por el Consell Consultiu y saldrá a exposición pública antes de su aprobación definitiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here