Gran respaldo del sector a la nueva norma de comercialización del aceite de oliva

0
15

   En una nota de prensa, para Cooperativas Agro-alimentarias de España otro aspecto que se modifica es la obligación de poner el nombre comercial del producto íntegramente en el mismo campo visual, con el mismo tipo de letra y con un tamaño visible, cuyas dimensiones establece el Reglamento en función de la capacidad del recipiente. Esta premisa ya se venía cumpliendo en las categorías de Aceite de Oliva Virgen y Virgen Extra, pero no así para la categoría Aceite de Oliva-contiene exclusivamente aceites de oliva refinados y aceites de oliva vírgenes. Esta modificación ayudará al consumidor a conocer mejor la categoría de aceite que está adquiriendo.

    Para este organism estas son las dos modificaciones más importantes introducidas, pero también se ha aprobado la obligación de incorporar en la etiqueta la indicación de conservar el aceite en condiciones que eviten su exposición a la luz y al calor, así como la de permitir mencionar la campaña de recolección en las categorías Virgen y Virgen Extra siempre que el 100% de dicho aceite provenga de dicha cosecha.

    Estas modificaciones aprobadas son consecuencia directa de la aplicación del Plan de Acción del Aceite de Oliva presentado en 2012 por el Comisario Ciolos y que empieza a dar sus frutos. El Consejo sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de España ha mostrado su agradecimiento al Comisario y a los Servicios de la DGAGRI por implicarse en este sector que durante 4 campañas ha padecido serios problemas económicos. El Reglamento ahora debe ser notificado a la OMC y se espera que sea aprobado formalmente por la Comisión en breve.

    Por su parte, Faeca (Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias) también ha mostrado en una notab de prensa su satisfacción por este acuerdo, y por ser estas modificaciones históricamente demandas por las cooperativas, Faeca valora muy positivamente los acuerdos alcanzados en el día de ayer, así como el compromiso de la Comisión Europea con este sector, plasmado en el Plan de Acción para el Aceite de Oliva, presentado en junio de 2012, el cual empieza a dar sus frutos. Ahora solo cabe esperar que la OMC de su visto bueno para que la Comisión Europea pueda proceder a su aprobación formal y, por tanto, entren en vigor las nuevas condiciones, garantía de transparencia y calidad tanto para productores como para consumidores.