Grandes empresas piden que la agricultura no obstaculice acuerdo UE-Mercosur

0
5

EFE.- Las empresas que participaron en la cumbre económica entre los Veintisiete y Brasil pidieron hoy que el impacto sobre el sector agrícola "no haga descarrilar" el ansiado acuerdo de asociación entre la Unión Europea y el Mercosur para crear un área de libre comercio.

En una declaración conjunta al término de la reunión, las empresas abogaron por un pacto de libre comercio "ambicioso y equilibrado" y alertaron de las "consideraciones defensivas en el sector agrícola y otros ámbitos".

Estos temores "no deberían ser exagerados y especialmente no se debería permitir que hagan descarrilar las negociaciones entre la UE y el Mercosur", añade la declaración.

"Las partes tendrían que adoptar un enfoque pragmático y encontrar vías para lograr un resultado ambicioso lo antes posible", señala el documento.

El comisario de comercio, Karel De Gutcht, subrayó durante su intervención en la cumbre económica bilateral que la UE y el Mercosur "tendrán que hacer concesiones" para avanzar hacia el acuerdo y alertó de que si una de las partes adopta restricciones durante las negociaciones "irá contra el espíritu del acuerdo de libre comercio" y dificultará su conclusión.

En ese contexto, rechazó de plano las actitudes "proteccionistas" y expresó su preocupación por medidas adoptadas recientemente en Brasil que afectan a la fiscalidad de la industria del automóvil o en Argentina, sobre las licencias de importación.

Al término de la reunión, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy y el de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, subrayaron el interés mutuo entre la UE y Brasil de profundizar en sus relaciones comerciales.

Sobre el acuerdo entre los Veintisiete y el Mercosur, Barroso explicó que "pueden generar beneficios extraordinarios desde el punto de vista político y económico para las dos regiones" y recordó que el Mercosur recibe más inversiones europeas que Rusia, China e India juntos.

Rousseff señaló, por su parte, que el futuro acuerdo permitirá consolidar una relación comercial más ambiciosa entre los Veintisiete y su país.

A la reunión asistieron representantes de grandes empresas europeas con intereses en Brasil, como el presidente de Telefónica, César Alierta y miembros del Banco Santander, Shell o Petrobas.

Además del acuerdo UE-Mercosur, se habló de la necesidad de cooperación en ámbitos como la innovación, los servicios financieros, la energía o el cambio climático.

Los empresarios consideraron que un acuerdo estratégico entre la UE y Brasil es "esencial" para impulsar las relaciones bilaterales.

La reunión tuvo lugar en paralelo a la cumbre política entre los Veintisiete y Brasil donde se firmaron varios acuerdos bilaterales en materia de investigación, turismo, política espacial y cultura, y se respaldó un nuevo plan de acción para 2012-2014 que dará contenidos a la asociación estratégica entre ambas partes.