Greenpeace: "La sentencia del Prestige no incluye a todos los culpables"

0
7

EFE.- Desde Greenpeace denuncian que "los intereses petrolíferos continúan vigentes e impunes" y recuerdan que en la actualidad "hay treinta compañeros encarcelados en Rusia" por haber realizado esta misma reivindicación.

   Esta mañana se realizará la lectura pública de la sentencia del juicio del Prestige en A Coruña, pero la organización considera que el fallo "no incluirá ni a los verdaderos responsables políticos, ni a las empresas implicadas, y, por lo tanto, es una sentencia para cubrir el expediente que no evitará que otro Prestige sea posible".

   La marea negra, que afectó a casi 2.000 kilómetros de costa, fue causada, "además de por las carencias en la responsabilidad en el transporte marítimo que, hoy en día, siguen protegiendo los intereses de la industria petrolera, a los fallos y negligencias institucionales a la hora de tomar decisiones desde que el Prestige lanzó el 13 de noviembre de 2002, hace hoy once años, la señal de socorro".

   "Este proceso demuestra que los culpables políticos no pagan, que las empresas culpables no pagan y que no se hace justicia cuando se trata de defender el medio ambiente ni a las personas", ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña Energía de Greenpeace España.

   "Hace once años Greenpeace fue testigo en Galicia de lo que ocurrió con el Prestige, hoy dedicamos nuestros esfuerzos a liberar a treinta compañeros encarcelados en Rusia por denunciar lo mismo, que los intereses petrolíferos siguen siendo más importantes que el medioambiente para los Gobiernos y la industria", ha añadido.

   La organización ecologista insiste una vez más en que la decisión de alejar el buque fue uno de los mayores errores cometidos, la información ofrecida por las distintas administraciones a la población fue "escasa, insuficiente y, en ocasiones, falsa".

   Y la insuficiente valoración de la dimensión medioambiental del siniestro fue la última de las tres causas principales de la negligente gestión del accidente del Prestige, a esto se suma que "la industria petrolera aprovecha los recursos naturales pero no se hace cargo de su responsabilidad con las consecuencias derivadas de su actividad económica".